Cómo elegir la CPU de Intel más adecuada para un sistema portátil

2011-12-28

La familia de chips Core de Intel ofrece los mejores chips para usuarios de equipos portátiles, desde el más sencillo Core i3 hasta el potente Core i7. Para elegir el portátil adecuado es necesario conocer los distintos tipos de CPU móviles que existen. En este artículo abordamos las principales características de los chips de Intel para portátiles con el fin de ayudarte a escoger el que mejor se adapte a tus necesidades.

Publicado: 16 de septiembre de 2010

Si bien la velocidad de procesador ha llegado a sus niveles máximos en los últimos años, otras características, como el número de núcleos y las funciones integradas y de ahorro energético, han seguido evolucionando. Además, como el sector informático está dando mucha importancia a factores como el consumo eléctrico y el rendimiento por vatio, las CPU móviles se cuentan entre las tecnologías que están experimentando las innovaciones más significativas en la actualidad. Como cada vez hay más modelos de CPU, decidirse por el modelo adecuado puede ser difícil.

Para muestra, un botón: la gama de procesadores Core de Intel, con nombres tan indescifrable como i3-350M, i3-330UM, i5-520UM e i7-720QM. Estos nombres pueden parecer confusos, pero esconden cierta lógica. Para facilitar las cosas, podemos analizar los elementos que tienen en común todos los chips Core móviles (CPU).

Elementos comunes a todas las CPU

Todos los chips mencionados anteriormente disponen de núcleos CPU Hyperthreaded que pueden ejecutar simultáneamente un mínimo de cuatro subprocesos. Todos ellos cuentan con la tecnología Intel Smartcache, que asigna la caché necesaria a cada núcleo de CPU, e incorporan la tecnología Enhanced Speedstep, que permite a la CPU desconectar determinadas áreas del chip para ahorrar potencia.

Voltaje extremadamente bajo

Algunos chips de Intel consiguen un ahorro energético todavía mayor, con velocidades de proceso de aproximadamente 1,2 GHz, mientras que las CPU de los equipos portátiles habitualmente tienen una velocidad de 2 GHz o más. Estos chips —que se identifican mediante una U en el número de procesador— consumen menos de 18 vatios. Todas las CPU de la gama Core de procesadores móviles incorporan al menos un chip de este tipo; por ello, si te preocupa más la duración de la batería que el rendimiento en sí, estos chips de máxima eficiencia energética son una opción a tener en cuenta.

Función Turbo Boost

Dando un paso adelante, los fabricantes de CPU se han centrado en los núcleos múltiples y el procesamiento paralelo; en cambio, los programadores de software están tardando más en llegar a este punto. Así, si bien la CPU de tu equipo puede realizar de cuatro a ocho tareas simultáneamente, puede que el software que utilizas se concentre en una única tarea.

En estos casos, la tecnología Turbo Boost de Intel representa un gran avance, porque detecta estas situaciones y reduce la velocidad de proceso del núcleo que no está haciendo nada, mientras que aumenta la del núcleo que realiza todo el trabajo. De este modo, los chips con Turbo Boost pueden ejecutar la carga de un solo proceso mucho más rápido, consumiendo la misma energía (y generando el mismo calor).

Intel HD Graphics y Clear Video HD

El procesamiento de los gráficos es una de las tarea que suele consumir más recursos en los sistemas portátiles, especialmente en sistemas con chips específicos para gráficos. Intel ha solucionado este problema transfiriendo el procesamiento de los gráficos HD y el vídeo a la CPU. Si bien los gráficos integrados de Intel no se recomiendan para juegos de alto nivel, sí pueden acelerar la transmisión de vídeo e incluso admiten la descodificación de Blu-ray y otros formatos de vídeo HD.

Tecnología Trusted Execution

Para proteger los equipos de un creciente número de virus y otros programas maliciosos se requieren soluciones tanto de hardware como de software. Con la tecnología Trusted Execution de Intel, las aplicaciones se pueden ejecutar en un espacio propio protegido, de modo que no pueden ser modificadas por el código de otros programas.

Llegados a este punto, ¿cuál es el chip más adecuado para cada necesidad? A continuación te presentamos las distintas gamas de chips móviles Intel Core y sus características:

Core i3

Los chips de la gama de procesadores móviles más asequibles de Intel tienen una velocidad de proceso inferior, una memoria caché inferior (3 MB) y no disponen de funciones como Turbo Boost y Trusted Execution. Este tipo de chips se encuentran en equipos con un precio a partir de 420 euros, y son una buena opción si te preocupa más tu bolsillo que el rendimiento del sistema. Estos equipos también son una buena alternativa a los netbooks, ya que, si bien no son tan pequeños, ofrecen un rendimiento bastante elevado y suelen costar lo mismo.

Core i5

La gama media de chips móviles de Intel ofrece velocidades de procesamiento superiores y funciones como Trusted Execution y Turbo Boost. Es una buena opción para equipos con un precio aproximado de 700 euros y se utiliza habitualmente en sistemas empresariales de gama media.

Core i7

Los chips móviles de gama alta de Intel incorporan todas las funciones ya indicadas y ofrecen una memoria caché de 4 MB. Son los chips con una mayor velocidad de proceso de la gama de procesadores móviles de Intel, y permiten incluso renunciar a una mayor velocidad para añadir un par de núcleos de CPU adicionales. Los chips i7-720QM y 820QM ofrecen una memoria caché de 6 MB y 8 MB respectivamente, y cuentan con cuatro núcleos Hyperthreaded. Estos chips de gama alta están especialmente indicados para el procesamiento de gráficos, por lo que no incorporan los gráficos integrados de Intel.

Los equipos que cuentan con chips Core i7 tienen un precio a partir de 850 euros, y pueden sustituir a la mayoría de los equipos de sobremesa. Los ordenadores portátiles con chips Core i7 y funciones de gráficos dedicados que tienen un precio más elevado pueden ejecutar aplicaciones de alto rendimiento, como, por ejemplo, edición de vídeo HD y procesamiento de imágenes de alta resolución.