Más batería, más memoria, más películas: SSD

2012-07-25

Es una escena familiar: el primer paso de un bebé, el día de graduación de un adolescente o el primer baile de los recién casados. Sacamos la videograbadora, encuadramos el ángulo y presionamos "grabar", pero para cuando la cámara está grabando hemos perdido totalmente ese momento mágico. O la batería está casi vacía. O la ranura de memoria está llena. Siempre es algo... pero no te des por vencido todavía.

Videocámaras siempre listas para grabar

Las videograbadoras con SSD son más rápidas, delgadas y eficientes. Presiona "grabar" en una videograbadora SSD y comenzará a hacerlo en menos de un segundo. El diseño sencillo y compacto de las SSD hace que solo usen un octavo de la energía que usaría un disco duro, y son mucho más duraderas. No solo la batería dura más, sino que contarás con una videograbadora resistente a los golpes, sacudones e incluso caídas.

Videocámaras siempre listas para grabar

Explicación de SSD

SSD son las iniciales de "unidad de estado sólido" en inglés (Solid State Drive), pero lo más importante es que Samsung utiliza esta tecnología para asegurarse de que nunca sus videograbadoras echen a perder una toma. A diferencia de los discos duros tradicionales (HDD), que graban magnéticamente imágenes y sonidos a través de un sistema de voluminosas partes móviles, los SSD consolidan esa función en una sola unidad (sin piezas móviles) que plasma los datos de manera electrónica. Son siete veces más pequeños y doce veces más ligeros que los discos duros convencionales.

Mejor que un disco duro

Con cuatro veces la capacidad de repetición, escritura y borrado de los discos duros, las unidades SSD se han diseñado para durar más de cien años. Y ya que están disponibles en versiones que contienen hasta 64 gigabytes de memoria flash, tienen capacidad suficiente para todo lo que uno sueñe con filmar. En pocas palabras, la SSD es una de las mejores tecnologías disponibles hoy en día.