El refrigerador: tu fiel ayudante para las grandes ocasiones

2011-12-28

Como buen anfitrión o anfitriona, en todas tus celebraciones te gusta preparar hasta el último detalle, pero los preparativos no son fáciles y siempre pueden causar un poco de estrés. Afortunadamente, el refrigerador puede ser algo más que un lugar para conservar los alimentos frescos: también puede convertirse en un eficiente ayudante personal. Descubre cómo con estos prácticos consejos.

2-3 días antes: en marcha

Antes de empezar a guardar cosas en el refrigerador, primero haz espacio. Tira todo lo que esté pasado y así no tendrás problemas para colocar lo que vayas a servir en la fiesta.

1-2 días antes: prepara el aperitivo

Las verduras troceadas se conservan frescas un par de días sin problemas, así que puedes dejarlas preparadas con bastante antelación. Mételas en bolsas cerradas herméticamente y guárdalas en el compartimento adecuado del refrigerador. La tecnología Twin Cooling de Samsung las mantiene perfectamente frescas, porque la temperatura y humedad del refrigerador y del congelador se controlan por separado. Cada compartimento tiene su propia unidad de refrigeración y el aire no circula entre el refrigerador y el congelador, lo que evita que se propaguen los olores. El humidificador integrado mantiene una humedad constante del 75 por ciento, ideal para conservar los alimentos con toda su frescura.

El gran día: organízate

Ajusta los estantes internos para colocar las bebidas, las bandejas, los postres, las fuentes con el cordero o el capón, etc. Los refrigeradors Samsung ofrecen varias opciones para separar los compartimentos con el fin de aprovechar el espacio al máximo. Algunos modelos tienen bandejas largas y extraíbles que ocupan todo el refrigerador a lo ancho y puedes sacarlas del refrigerador directamente a la mesa: así ahorras tiempo y no ensucias tantos platos. El estante en forma de «Z» resulta muy práctico para las latas de refrescos, botellas grandes y otros artículos más voluminosos, y el estante para el vino almacena las botellas tumbadas sin posibilidad de que se desplacen.

Antes de que lleguen los primeros invitados, coloca vasos junto a las puertas del refrigerador para que puedan servirse hielo directamente del dispensador (queda mucho más elegante que las cubiteras y, desde luego, que las bolsas de hielo del supermercado). Si quieres poner vasos grandes, no hay problema: el dispensador integrado en la puerta dispone de mucho espacio y puedes usar incluso vasos de tubo.

Durante la celebración: el refrigerador es el centro de la actividad

A los invitados les gusta formar corrillos en la cocina, así que no es mala idea convertir el refrigerador en un centro de información. Con imanes (o celo, si la puerta es de acero inoxidable), cuelga notas para que los invitados sepan dónde están los refrescos, el hielo, el agua, los cubos de la basura y del reciclaje, y lo más importante: los servicios.

A veces los cubitos de hielo se acaban—especialmente cuando hace mucho calor—, así que conviene comprobar de vez en cuando cómo está el suministro. En la máquina de hielo ClearView de Samsung lo podrás ver enseguida gracias a su contenedor transparente.

Tras la tempestad llega la calma

Coloca las bandejas del refrigerador directamente en el lavavajillas y guarda las sobras en la nevera (ya no tendrás problemas de espacio). Y en cuanto al resto del desorden... déjalo para el día siguiente y disfruta de una noche de merecido descanso.