Principios empresariales

Samsung se compromete a cumplir con las leyes y regulaciones locales, y a aplicar un estricto código global de conducta a todos los empleados. Samsung cree que la gestión ética no es solo una herramienta para responder a los cambios rápidos del entorno comercial mundial, sino que también es un medio para generar confianza con las distintas partes involucradas, entre ellas, los clientes, accionistas, empleados, socios comerciales y comunidades locales. Con el objetivo de ser una de las empresas más éticas del mundo, Samsung sigue capacitando a sus empleados e implementando sistemas de monitoreo, mientras pone en práctica la gestión corporativa justa y transparente.

Los cinco principios empresariales de Samsung

Como expresión de su compromiso con la responsabilidad social corporativa al ser una empresa líder mundial, Samsung Electronics anunció los "Cinco principios empresariales de Samsung" en 2005. Dichos principios sirven como base para su código global de conducta de acuerdo con las normas éticas y legales, y el cumplimiento de sus responsabilidades sociales corporativas.

1. Cumplimos las leyes y normas éticas.

Respetamos la dignidad y diversas de las personas.

Respetamos los derechos humanos básicos de todas las personas. No se permite el trabajo forzado, la explotación laboral ni la esclavitud infantil bajo ninguna circunstancia. No discriminamos por nacionalidad, raza, género, religión, etc., y tratamos a todas las partes involucradas como clientes o empleados.

Competimos de manera justa conforme a las leyes y la ética comercial.

Cumplimos con todas las normas de otros países y comunidades regionales, respetamos el orden de competencia del mercado y competimos de manera justa. No obtenemos ganancias injustas a través de medios ilegales debido a una ética comercial deplorable. No damos ni aceptamos regalos, sobornos ni invitaciones mientras realizamos actividades comerciales.

Mantenemos una contabilidad transparente a través de registros contables exactos.

Registramos y administramos todas las transacciones en forma precisa para que todas las partes involucradas comprendan con claridad que nuestras actividades comerciales cumplen con las normas de contabilidad usadas internacionalmente, así como con las reglas contables de cada país. Como lo ordena la ley, somos transparentes en relación con la información de la empresa y los principales aspectos de la gestión, como cambios financieros en la compañía.

No intervenimos en política y mantenemos una actitud neutral.

Respetamos los derechos y las decisiones políticas de las personas, y no realizamos actividades relacionadas con política en el interior de la empresa. No usamos fondos de la empresa, mano de obra, instalaciones, etc. para fines políticos.

2. Mantenemos una cultura organizacional clara.

Mantenemos la vida pública y privada de las personas estrictamente separadas de las actividades comerciales.

En caso de que exista un conflicto entre la empresa y una persona, priorizamos los intereses legales de la empresa. No respaldamos los intereses personales usando la posición o la propiedad de la empresa, y no participamos en ningún tipo de actividad impropia, como malversación o desfalco de los activos de la empresa. No comerciamos con valores negociables, como la compra y venta de acciones, usando información obtenida oficialmente.

Protegemos y respetamos la propiedad intelectual de la empresa y terceras personas.

La propiedad intelectual y la información confidencial no deja la empresa sin autorización o aprobación previa. Respetamos la propiedad intelectual de terceras personas y no participamos en infracciones tales como el uso, reproducción, distribución y cambios no autorizados, entre otros.

Creamos un ambiente saludable.

No usamos palabras que puedan afectar la relación sana entre colegas, como en casos de acoso sexual, transacciones de dinero o violencia. No formamos facciones que pudieran ocasionar incompatibilidad dentro del grupo ni organizamos grupos privados.

3. Respetamos a los clientes, accionistas y empleados.

La satisfacción del cliente es nuestra prioridad principal.

Ofrecemos productos y servicios que satisfacen las necesidades y expectativas de los clientes. Tenemos una actitud sincera y amistosa hacia nuestros clientes y aceptamos sus sugerencias y reclamos con humildad. También respetamos y protegemos la reputación y la información de los clientes.

Buscamos la gestión orientada al valor para los accionistas.

Ofrecemos beneficios a largo plazo para los accionistas mediante inversiones razonables y mejoras en la eficiencia operativa. Producimos beneficios estables a través de actividades de gestión seguras y mejoramos el valor de mercado de la empresa. También respetamos los derechos, peticiones razonables e ideas de los accionistas.

Destinamos esfuerzos a mejorar la "calidad de vida" de nuestros empleados.

Ofrecemos oportunidades igualitarias para todos los empleados y los tratamos de manera justa de acuerdo con sus capacidades y desempeño. Recomendamos a nuestros empleados su desarrollo continuo y respaldamos las mejoras necesarias para llevar a cabo las labores. Además, generamos un ambiente de trabajo que puede funcionar de forma autónoma y creativa.

4. Nos preocupamos por el medio ambiente, la seguridad y la salud.

Buscamos la gestión orientada a la protección del medio ambiente.

Cumplimos con los estándares internacionales sobre protección ambiental, leyes relacionadas y regulaciones internas y normas subordinadas. Realizamos esfuerzos constantes para proteger el medio ambiente en todas las actividades comerciales, como desarrollo, fabricación, ventas, etc. Vamos a la cabeza en el uso eficaz de recursos, como reciclaje de los mismos.

Damos énfasis a la seguridad y salud de las personas.

Cumplimos con los estándares internacionales sobre seguridad, leyes relacionadas y regulaciones internas y normas subordinadas. Obedecemos las normas de seguridad, generamos un ambiente de trabajo cómodo y evitamos accidentes producidos por negligencias.

5. Somos un ciudadano corporativo socialmente responsable.

Cumplimos cabalmente con las obligaciones básicas como ciudadano corporativo.

Realizamos esfuerzos por aumentar la confianza en la responsabilidad y obligación de la empresa como miembro de la comunidad regional. Trabajamos arduamente para crear empleos seguros y comprendemos la responsabilidad de pagar impuestos.

Respetamos las características sociales y culturales actuales, y tenemos una gestión cooperativa (cooperación/prosperidad mutua).

Respetamos las leyes, cultura y valores de la comunidad regional y contribuimos a mejorar la calidad de vida. Nos interesa desarrollar una sociedad sana mediante obras de interés público, como actividades intelectuales, artísticas, culturales, deportivas, etc. Participamos en actividades de servicio social como trabajo voluntario, ayuda en caso de catástrofes, etc.

Establecemos relaciones entre los socios comerciales junto con coexistencia y prosperidad compartida.

Formamos relaciones recíprocas sobre la base de sociedades comerciales y confianza mutua, y comprendemos que un socio comercial es un socio estratégico. Intensificamos la competitividad de una empresa colaboradora a través de apoyo legal y buscamos desarrollos en común.