Lavadoras: consejos para alargar la vida de tus prendas

2013-02-20

Puedes hacer muchas cosas para alargar la vida de tus prendas: desde elegir la lavadora adecuada hasta separarlas correctamente por colores. Dale a tu armario otros tantos años de vida teniendo más cuidado al lavar la ropa.


Te has gastado un montón de dinero y tiempo, para tener el vestuario perfecto. No te quedes sin tu ropa favorita por lavarla descuidadamente. Es fácil alargar la vida de una prenda siguiendo estos sencillos consejos.).

Antes de llevar tu ropa a la lavadora

Cuidar tu ropa y lograr que dure más es un proceso constante, pero muchas de las cosas importantes que debes hacer para ello tienen lugar incluso antes de que compres la prenda. Por ejemplo:

Lee la etiqueta. Se supone que tienes que consultar la etiqueta de "cuidado de la prenda” antes de lavarla, pero lo cierto es que deberías leerla atentamente antes de salir de la tienda con ella. Considera si los cuidados que exige esa prenda se adaptan a tu estilo de vida o no. ¿Necesita plancha? ¿Hay que llevarla a la lavandería? ¿Lavarla a mano? Tú sabes de antemano si estás dispuesto o no a cuidar bien esa prenda. Compra pensando en ello.

Elige la lavadora adecuada. Para prolongar la vida de tu armario, compra una lavadora con funciones de lavado de prendas especiales. Por ejemplo, el modelo WA15W8SDP de Samsung incluye la función 3D Dynamic Wash, que emplea un pulsador oscilante especial para evitar que la ropa se dañe o se enrede durante un ciclo de lavado. Dicha tecnología mueve la corriente de agua tanto vertical como horizontalmente, y así reduce la posibilidad que las prendas se enreden.

Lee el manual del usuario. Puede que lleves años lavando tu ropa, pero para familiarizarte con cada característica de una nueva lavadora es clave que te tomes el tiempo necesario. Tu nueva lavadora tiene sus propias “necesidades” para ofrecerte un rendimiento óptimo: capacidad de carga, tipo de detergente, programas especiales, entre otros. Dedicar unos pocos minutos a hojear el manual te ayudará muchísimo a mantener tus prendas favoritas como si fueran nuevas..).

Antes de cargar la lavadora

Resulta tentador recoger toda la ropa sucia dispersa por las distintas cestas de la casa, y meterla a presión en la lavadora, pero vale la pena dedicar unos minutos a organizarse primero. Para un momento y lee estos consejos:

Sepárala. Separar las prendas por colores es el método más común para evitar que las prendas oscuras destiñan sobre las claras, pero piensa también en separarlas por tipo de tela o de prenda, para proteger mejor las prendas más delicadas. Por ejemplo, agrupa los tejidos más resistentes en una tanda independiente para que no se rocen con otros tejidos más delicados, como la seda lavable o el algodón fino.
Cierra la cremallera. Reduce la posibilidad de daños asegurándote de que todas las cremalleras están cerradas, los botones en sus ojales, y los ganchos (sobre todo, los ganchitos de metal), en sus cierres. Lavar en bolsas de malla otras prendas que pueden producir daños en las telas (como los sujetadores) te ayuda a agregar otro nivel adicional de protección. Revisa en todos los bolsillos para comprobar que estén vacíos --asegúrate de no lavar accidentalmente un objeto valioso o algo que produzca motas (por ejemplo, una lista de compras olvidada).

Al derecho y al revés. Para no dañar el color uniforme, pon al revés tus prendas de color oscuro antes de lavarlas. Protege de igual forma las camisetas estampadas, y así no tendrán un aspecto descolorido prematuramente.

No sobrecargues. Consulta el manual del usuario de tu lavadora para ver los tamaños de carga permitidos, y usa también el sentido común. Si te cuesta cerrar la puerta de la lavadora, está claro que el proceso de lavado no se va a realizar correctamente...).

Antes de pulsar el botón de inicio

Te has comprado la lavadora perfecta, has separado la ropa oscura de la clara, has cerrado cada cremallera... ¡ya casi estás listo! Sólo te queda un elemento más para que tu ropa favorita se mantenga impecable:

Elige el programa adecuado. Antiguamente, las lavadoras sólo ofrecían dos opciones de lavado: “normal” o para “prendas delicadas”. Ahora, muchas lavadoras tienen programas específicos casi para cualquier tipo de ciclo imaginable. Por ejemplo, el modelo WA19W9SDP te permite elegir programas habituales como “prendas delicadas” y “lavado rápido”, pero también te ofrece ciclos especializados como “ropa muy sucia,” “mantas,” e incluso “jeans”. La elección del ciclo adecuado para cada tipo de tejido puede suponer una gran diferencia en la vida útil de tu ropa.

Le das mil vueltas al elegir si son mejores unos jeans “pitillo” o unos de “bota campana”, al color de una chaqueta o cual de todas es la camiseta perfecta. No debería costarte mucho esfuerzo asegurar que todas tus prendas favoritas sigan siendo tus favoritas por muchos años más.