Galaxy S III: Inspirado en la naturaleza

2012-12-14

Los smartphones evolucionan minuto a minuto, pero no siempre sus características técnicas y funciones los hacen el equipo que necesitamos para el día a día. El Samsung Galaxy S III es un smartphone más natural e intuitivo, repleto de innovaciones tecnológicas, e ideado para satisfacer todas tus necesidades.


Cuando algo es perfecto, se nota. La armonía de un paisaje natural, saber que un amigo comprende lo que quieres antes de articular una palabra, el sencillo atractivo de un diseño intuitivo.

Los smartphones actuales, por más impresionantes que sean, no tienen tantos detalles. Parecen haber sido diseñados para sorprendernos, en lugar de ayudarnos en nuestro día a día. Cuando conseguimos aprender todas sus funciones avanzadas, ya se han vuelto obsoletos. Un teléfono debe entendernos, no obligarnos a entenderlo a él.

Más que una herramienta

Aquí es donde entra en escena el Samsung Galaxy S III. Si bien incluye innovaciones técnicas impresionantes, todas ellas están diseñadas para que disfrutemos de un dispositivo más intuitivo y natural; empezando por cómo se siente en la mano. A diferencia de los diseños fríos, metálicos y cuadrados de muchos smartphones, el formato delgado y redondeado del Samsung Galaxy S III junto a su pantalla de 4,8”, hacen que se puedan controlar todas las funciones fácil y naturalmente con una sola mano.
Adicionalmente, todo armoniza con el entorno: desde sus colores personalizados —blanco marble, azul pebble y negro zafiro — hasta su interfaz de usuario, con temas de la naturaleza.

Un concepto más intuitivo

Un smartphone no debe ponerte obstáculos para hacer lo que tú quieres. El Galaxy S III cambia ese concepto porque percibe tus necesidades y se adapta a ellas: por ejemplo, la función Smart Stay usa la cámara para detectar si estás leyendo y la mantiene iluminada hasta que termines. Asimismo, el S Voice entiende tus peticiones verbales y te lleva directamente a la información o servicio que necesites, desde el pronóstico del tiempo hasta la ubicación de la pizzería más cercana.

La misma función intuitiva hace que tus interacciones sociales sean más naturales, eliminando obstáculos entre tú y tus amigos. La función Social Tag* del Galaxy S III reconoce los rostros de las personas en las fotos, e incluso, puedes llamarlos directamente desde la galería. Y la función Direct Call te permite leer un mensaje de texto o los datos de contacto de alguien y llamarlo con solo acercar el teléfono a tu oído.

Diseñado para ser libre

El Galaxy S III no solo está inspirado en la naturaleza: también te permite disfrutar de ella. Tiene una batería más grande y un procesador mejorado que te ayuda a no tener que recargar el equipo tan seguido. Además, la pantalla Super AMOLED tiene visibilidad incluso bajo un sol brillante, y un cristal con protección Corning Gorilla Glass 2, para que no tengas que tratar el equipo como si fuera de cristal.

El Galaxy S III también te ayuda a localizarte mejor. Te ubica con mayor rapidez y precisión que los modelos anteriores, gracias a la función GPS mejorada del sistema de navegación mundial por satélite (GLONASS). En donde estés, el Galaxy S III te permitirá aprovechar tu día al máximo. Naturalmente.

*Se necesita la aplicación de Facebook.