Máxima eficiencia: organiza las apps de tu Galaxy

2013-02-26

Los dispositivos pequeños, como el Galaxy Note y el Galaxy S III, están diseñados para mejorar nuestras vidas, hacernos más eficientes y divertirnos con juegos. Pero cuando tienes docenas de aplicaciones guardadas en él, encontrar la que buscas, puede ser una odisea. Maximiza las funciones de tu Galaxy e incrementa tu productividad, organizando tus aplicaciones.


Como los cajones llenos de ropa sin doblar, los dispositivos inteligentes pueden ser una maraña de aplicaciones sin organizar. Y como pasa con las medias, te será fácil encontrar tus aplicaciones con un poco de organización estratégica. Aquí te damos algunos consejos para organizar tu dispositivo inteligente usando como ejemplo los dispositivos Samsung Galaxy.

Mira tus opciones de almacenamiento de aplicaciones


Primero, comprueba qué tipo de estructura organizativa es compatible con tu dispositivo inteligente. En los Samsung Galaxy, por ejemplo, hay 2 áreas principales para organizar tus aplicaciones: la pantalla de inicio y la bandeja de aplicaciones.

Pantalla de inicio: Tus aplicaciones “activas” se muestran en la pantalla de inicio, en la cual, para reducir el desorden, también se encuentran carpetas con "atajos", y que son idealmente, las más usadas. En los dispositivos inteligentes, las aplicaciones activas consumen mucha batería, así que ten apagadas todas las que puedas. Con el Galaxy S III, puede cerrar tus aplicaciones sin preocuparte de nada, porque siempre tendrás a mano los atajos en las carpetas de la pantalla de inicio. Y como el procesador Quad Core de 1.4GHz activa tus aplicaciones hasta un 17% más rápido que sus predecesores, aunque la aplicación esté inactiva, accederás a ella instantáneamente.

Bandeja de aplicaciones: Aunque puedas ver muchas aplicaciones al tiempo en la pantalla HD Super AMOLED de 4,8 pulgadas (1280 x 720, 306ppi) del Galaxy S III, siempre las encontrarás más fácilmente si están todas guardadas en carpetas. Ahí es donde una buena organización puede marcar la diferencia.

Decide sobre tipos de agrupaciones generales


Antes de abrir una nueva carpeta, decide qué categorías tienen sentido en tu caso. Tal vez quieras “jugar” un poco antes de decidir dónde irá cada cosa. Mira estos ejemplos:

Comunicación: Aplicaciones de medios sociales, Skype y demás aplicaciones con las que te mantienes en contacto con tu gente.

Juegos: Además de tus propias aplicaciones, si dejas que tus niños usen tu dispositivo inteligente, te recomendamos abrir una carpeta sólo para sus juegos.

Tu hogar: Aquí deben ir las aplicaciones de banca online, programación remota de DVR o la lista de la compra, entre otras.

Archivos audiovisuales y hobbies: Aplicaciones para música y video, para combinar vinos y comida, y los servicios Samsung Hub -- por ejemplo, el Readers Hub, que, además de libros, te da acceso a más de 2.000 periódicos y más de 3.500 revistas.

Oficina: Guarda juntas todas las aplicaciones del trabajo: aplicaciones para archivos, para tomar notas, para hojas de cálculo, presentaciones, calendario, gestión de tareas, etc.

Fotografía y creatividad: Aquí puedes incluir desde Instagram hasta tu editor de fotos.

Viajes: Aplicaciones para GPS, ofertas de viajes, buscador de vuelos, líneas aéreas, guías turísticas, o localizador de restaurantes en ciudades extranjeras.

Puedes abrir carpetas más específicas o más generales -- por ejemplo “Comidas” o “Cosas divertidas”. Lo importante es que las categorías sean relevantes para ti, y puedas recordar el tipo de aplicaciones que has guardado en cada una.

Crea carpetas según cada categoría


Cuando hayas decidido las categorías generales, crea las carpetas. Si tienes muchas aplicaciones, tendrás que poner más carpetas en la bandeja de aplicaciones (si estás usando Galaxy Note), y menos carpetas de atajos a tus favoritas en tu pantalla de inicio. Tal vez prefieras consolidar los temas o los nombres de forma diferente en cada uno de estos dos sitios. Cuando hayas creado las carpetas, arrastra y suelta las aplicaciones (o los atajos) dentro de ellas.

¡Y ya está! Ya no tendrás que volverte loco buscando la aplicación que quieres usar. Te ahorrarás tiempo y frustraciones, y querrás aún más disfrutar de la funcionalidad de tus aplicaciones y de las demás funciones de tu Galaxy.