Cosas que debes saber al viajar con un smartphone

2013-07-10

Viajar al extranjero con un smartphone parece ideal: fácil acceso a mapas, sugerencias de restaurantes y traductor de idiomas, todo en el bolsillo. ¡Pero, ojo!, hay muchos factores que debes tener en cuenta antes de llevarte tu smartphone de viaje: entérate de qué puedes esperar de tu teléfono al activarle el roaming.


Quizá estés encantado con tu smartphone y con tu compañía de telefonía, pero es probable que cuando cruces la frontera, las circunstancias sean distintas. No todos los teléfonos inteligentes funcionan en todos los países, y los cargos adicionales de itinerancia pueden ser exorbitantes. Aprende a determinar si tu teléfono se puede usar en el exterior, y qué necesitas saber para usarlo de forma fiable y asequible durante el viaje.

Conoce las redes

El factor clave que determina dónde puedes utilizar tu teléfono es con cuál de las dos principales redes móviles globales es compatible. La más grande es el Sistema Global para Comunicaciones Móviles (GSM), que se usa en Europa, Canadá, Latinoamérica, el Caribe, África, Australia, Nueva Zelanda y gran parte de Asia y Oriente Próximo/Medio. Algunas compañías estadounidenses también utilizan GSM. La otra red, la Code Division Multiple Access (CDMA), se utiliza principalmente en EE. UU., México, Canadá, China, Taiwán y Corea del Sur.

Los teléfonos GSM no funcionan en la red CDMA, y viceversa. Tu elección, entonces, dependerá de tu región de residencia. Como regla general, a menos que tengas que visitar mucho una región CDMA por negocios, un equipo GSM te dará cobertura en muchos más países.

Pero la historia de la compatibilidad no termina ahí. Te enfrentas también al problema de la banda en que funciona tu teléfono. Como la radio, el smartphone sólo funciona dentro de determinada frecuencia (o banda). Si la red que intentas usar no trabaja en esa frecuencia, el teléfono no funcionará. Tu operador o el fabricante del teléfono te pueden decir con qué banda(s) es compatible. Para tener más opciones de cobertura en casi todas partes, opta por un equipo doble banda, tribanda o cuatribanda.

Un cambio SIMple

Una de las ventajas de la red GSM es que puedes comprar un teléfono «libre», no vinculado a una compañía concreta. Eso no significa perderse los planes de precios competitivos que tu compañía telefónica local ofrece a clientes con contrato: sólo significa que tu teléfono no estará permanentemente ligado a un operador específico. Como resultado, puedes cambiar temporalmente tu dispositivo a un operador local en el país de destino para poder disfrutar las tarifas nacionales.

Para cambiarte a un operador local en el extranjero, sólo tienes que comprar una tarjeta SIM prepagada cuando llegues allí. Este Módulo de Identidad de Abonado (SIM) almacena la información de identificación del teléfono, como el operador y el número asignado. Intercambiando fácilmente este minichip, cambias temporalmente la identidad de tu teléfono a la de un operador local y un número local. Guarda la tarjeta SIM original en un lugar seguro, y vuelve a cambiarla cuando regreses a casa. El tiempo de llamada prepagado de tu tarjeta SIM temporal y el propio chip suelen caducar tras un período de inactividad determinado, así que no cuentes con usar la misma tarjeta en el siguiente viaje.

Consejos de viaje

Una vez que hayas determinado si puedes utilizar tu teléfono en el extranjero (y el modo), entérate de cómo conseguir cobertura durante el viaje para no encontrarte una factura escandalosa al llegar a casa:

• Elige un teléfono que garantice el funcionamiento en otros países, como el Galaxy S III.* Aun así, debes confirmar con tu operador las opciones de cobertura internacional, pero tener el teléfono adecuado, es el mejor comienzo.
• Por más que investigues sobre el tema, no dejes de llamar a tu compañía antes del viaje para confirmar tus condiciones. Con una rápida llamada telefónica podrías evitar quedarte sin servicio en el extranjero, o pagar tarifas de itinerancia muy altas.
• Asegúrate de llevar guardados en tu teléfono los números importantes, porque no podrás acceder a los que guardes en tarjetas SIM si cambias de tarjeta en el extranjero.
• Si tu hotel dispone de wifi, úsala siempre que puedas para ahorrarte cargos por uso de datos.
• Usa alguna aplicación de voz por IP (como Skype) para llamar a bajo costo.
• Ajusta la configuración de tu smartphone para evitar que se activen automáticamente tus aplicaciones o descarguen información nueva según un horario programado. Configura la actualización manual de aplicaciones, pero hazlo por wifi (por ejemplo, la del hotel) para no pagar cargos por uso de datos.

Por último, si el teléfono no funciona para viajar al extranjero, no te desesperes ni vayas corriendo a comprar uno nuevo sólo por tener cobertura algunos días. En muchos países —especialmente los que son destino turístico— es fácil alquilar un teléfono durante tu estadía.

Con todo lo que sabes ahora y el teléfono adecuado, podrás utilizar tu smartphone en el extranjero sin miedo y sentirte libre para hacer llamadas o navegar en la web sin preocuparte.

*El servicio puede variar dependiendo del mercado. Consulta con tu operador antes de viajar.