Principios empresariales

En Samsung tenemos el compromiso de cumplir con las leyes y normativas locales, así como aplicar un código de conducta estricto a todos nuestros empleados. Creemos que la gestión ética no es solo una herramienta para responder a los rápidos cambios del entorno empresarial mundial, sino también un vehículo para crear lazos de confianza con nuestros clientes, accionistas, empleados, proveedores y comunidades locales. Con el fin de convertirnos en una de las empresas más íntegras del mundo, Samsung da una formación continua a sus empleados, implanta sistemas de supervisión, y sigue un código ético estricto y transparente en su gestión corporativa.

Los cinco principios empresariales de Samsung

Para demostrar su compromiso con la responsabilidad social corporativa como empresa líder mundial, en el año 2005 Samsung Electronics presentó sus cinco principios empresariales. Estos principios son la base de su código de conducta global, en cumplimiento con los estándares éticos y legales y con su responsabilidad social como empresa.

Cumplimos con las leyes y las normas éticas.

Respetamos la dignidad y la diversidad de todas las personas.

Respetamos los derechos humanos básicos. El trabajo forzado, la explotación laboral y la esclavitud infantil quedan terminantemente prohibidos en cualquier circunstancia. No toleramos la discriminación por razones de nacionalidad, raza, sexo o religión, y tratamos a todos nuestros clientes, empleados, accionistas y proveedores por igual.

Cumplimos estrictamente las leyes de la competencia y nos caracterizamos por nuestra gran integridad empresarial.

Cumplimos las normativas de otros países y regiones, respetamos la competencia y actuamos con integridad. No obtenemos beneficios ilícitos de negocios poco éticos. No aceptamos ni realizamos regalos ni sobornos a la hora de llevar a cabo nuestras actividades comerciales.

Nuestra contabilidad es totalmente transparente.

Registramos y gestionamos todas las transacciones para que todas las partes interesadas entiendan con claridad que nuestras actividades empresariales cumplen con las normativas internacionales de contabilidad, así como con la legislación vigente en cada país. Tal como exige la ley, la información sobre la empresa y los principales aspectos de nuestra gestión —como los cambios financieros que se producen— son totalmente transparentes.

No nos posicionamos políticamente y mantenemos la neutralidad.

Respetamos las ideas políticas de las personas y no realizamos actividades de tipo político en la empresa. No utilizamos los fondos, el personal ni las instalaciones de la empresa con fines políticos.

Mantenemos una cultura empresarial transparente.

Mantenemos una separación estricta entre las actividades empresariales y la vida pública y privada.

En caso de que se produzca un conflicto de intereses entre la empresa y una persona concreta, damos prioridad a los intereses legales de la empresa. No toleramos que se utilice la propiedad de la empresa con fines personales, ni realizamos actividades indebidas que impliquen hacer un uso ilícito de los activos de la empresa. No compramos ni vendemos acciones haciendo uso de información privilegiada.

Protegemos y respetamos la propiedad intelectual de la empresa y de otras personas.

La propiedad intelectual y la información confidencial de la empresa no pueden transferirse al exterior sin la aprobación o el permiso previo. Respetamos la propiedad intelectual de otras personas y no llevamos a cabo ninguna actividad que pueda violar estos derechos, tales como el uso, reproducción, distribución o cambios sin autorización.

Nos gusta trabajar en un entorno saludable.

Siempre evitamos utilizar un lenguaje que pueda crear tensión en las relaciones interpersonales (por ejemplo, a fin de evitar casos de acoso sexual o violencia). No permitimos la creación de facciones que puedan alterar el buen funcionamiento del grupo ni organizamos grupos privados.

Respetamos a nuestros clientes, accionistas y empleados.

La satisfacción de nuestros clientes es nuestra principal prioridad.

Proporcionamos productos y servicios que satisfacen las necesidades y expectativas de nuestros clientes. Tenemos una actitud sincera y amigable respecto a nuestros clientes, y aceptamos sus sugerencias y quejas con modestia. Asimismo, respetamos y protegemos la información personal y el honor de nuestros clientes.

Defendemos los intereses de nuestros accionistas a través de la gestión de la empresa.

Ofrecemos beneficios a largo plazo a nuestros accionistas realizando inversiones razonables y mejorando la eficiencia operativa. Obtenemos beneficios estables mediante una gestión continuada y aumentamos el valor de mercado de la empresa. Asimismo, respetamos los derechos, las peticiones justas y las ideas de nuestros accionistas.

Nos esforzamos en mejorar la calidad de vida de nuestros empleados.

Ofrecemos igualdad de oportunidades a todos nuestros empleados, así como un trato justo en función de sus capacidades y su rendimiento. Fomentamos el desarrollo personal y les apoyamos en caso de que necesiten reforzar sus conocimientos para realizar su trabajo. Además, creamos un entorno de trabajo que fomenta la autonomía y la creatividad.

Nos preocupamos por el medio ambiente, la seguridad y la salud.

Nuestra gestión es respetuosa con el medio ambiente.

Cumplimos con la normativa internacional de protección medioambiental, así como con la legislación relacionada y nuestras propias normativas internas. Nos preocupamos siempre por la protección del medio ambiente en todas nuestras actividades, como el desarrollo, la fabricación o las ventas. Tomamos la iniciativa para utilizar los recursos de forma eficaz (por ejemplo, promoviendo el reciclaje de los recursos).

Damos una gran importancia a la seguridad y a la salud de las personas.

Cumplimos con la normativa internacional relativa a la seguridad, así como con la legislación relacionada y nuestras propias normativas internas. Seguimos las normas de seguridad, creamos un entorno de trabajo cómodo y evitamos los accidentes por negligencia.

Asumimos nuestra responsabilidad social corporativa.

Cumplimos nuestras obligaciones como ciudadanos responsables.

Somos conscientes de la responsabilidad social de nuestra empresa en el entorno en el que trabajamos. Nos esforzamos en dar seguridad a nuestros empleados y cumplimos nuestras obligaciones fiscales.

Respetamos las características sociales y culturales de la sociedad actual y cooperamos con nuestro entorno.

Respetamos las leyes, culturas y valores de los países en los que trabajamos y contribuimos a mejorar la calidad de vida de las personas. Participamos en el desarrollo de una sociedad vital fomentando actividades de interés público, como el arte, la cultura y las actividades deportivas. Asimismo, nos implicamos en actividades sociales, como tareas de voluntariado y asistencia humanitaria en caso de desastres naturales.

Mantenemos alianzas con nuestros socios comerciales basadas en el beneficio mutuo.

Establecemos relaciones de confianza mutua con nuestros socios comerciales, y somos conscientes de la importancia estratégica de dichas empresas. Ayudamos a nuestros socios a ser más competitivos ofreciéndoles asesoramiento jurídico y para lograr éxitos en colaboración.