Teoría y práctica de la apertura para realizar fotografías deslumbrantes

2013-04-29

Para tomar fotografías de calidad profesional es imprescindible comprender cómo (el orificio por el que pasa la luz en una cámara) afecta la apertura a la imagen que capturas. Si quieres hacer fotos que dejen a todo el mundo con la boca abierta, debes aprender los principios básicos de la apertura (además de elegir la cámara adecuada).

 


La apertura es el orificio que permite la entrada de luz en la cámara para que el sensor de imagen o la película fotográfica puedan capturar la imagen, por lo que podemos considerarla la pupila del «ojo» de la cámara. Para tomar fotografías de calidad profesional es imprescindible entender cómo afecta la apertura a la imagen obtenida.

Aprende todos los trucos sobre apertura y conoce las cámaras de alta calidad Samsung Smart Camera NX, con las que podrás hacer las mejores fotos.

Cómo funciona la apertura con la velocidad de obturación

La apertura, como sucede con la pupila del ojo, puede expandirse (para ver más en la oscuridad) o contraerse (como ocurre cuando la luz es muy intensa). Esta característica permite que entre la cantidad adecuada de luz en la cámara.

Si seguimos comparándolo con nuestro ojo, podemos decir que el obturador es el párpado de la cámara. La velocidad de obturación es la que define con qué rapidez «parpadea» el obturador cuando se hace una fotografía, y controla la cantidad de luz que pasa a través de la apertura. Cuando la velocidad es baja, significa que se permite la entrada de mucha luz, mientras que cuando es elevada, se deja pasar una cantidad mínima.

Grado de apertura o número F

El número F (la F significa 'focal') determina el tamaño de la apertura. Cuanto menor es el número F, mayor es la apertura. Uno de los principales conceptos que debe dominar un fotógrafo es cómo el tamaño de la apertura (número F) afecta a la profundidad de campo de la fotografía que toma.

Cómo afecta la apertura a la profundidad de campo

La profundidad de campo es un término que se utiliza para expresar el rango de distancia reproducida con nitidez en una fotografía. Supongamos que queremos hacer un retrato al aire libre, lo que se observa en el visor (el «campo visual») puede ser la cabeza, el cuello y los hombros de la persona, así como el follaje de fondo, varios metros más atrás. Si el valor de la profundidad de campo es elevado, significa que el área enfocada es mayor. En este caso, se observa perfectamente la cara, así como las hojas de los árboles. Dicho de otro modo, se observa con claridad un mayor campo visual. Cuando queremos obtener una mayor profundidad de campo debemos utilizar una apertura menor, es decir, un número F más elevado, como F11.

Por el contrario, si el valor de la profundidad de campo es inferior, significa que el área enfocada es menor. En este ejemplo, se observaría con claridad la cara de la persona, pero las hojas del fondo aparecerían desenfocadas, lo que hace que prestemos más atención a las facciones. Una profundidad de campo menor se consigue con un valor de apertura mayor (un número F más pequeño, como F2). Así pues, si utilizamos un número F menor, la fotografía tendrá menos profundidad de campo.

Practicar con la apertura

Si quieres aumentar tus conocimientos de fotografía, practica con los distintos valores de la apertura ajustando diferentes números F y podrás observar de primera mano cómo afecta a la profundidad de campo. Elije un objeto y un fondo que quieras fotografiar, y experimenta con distintos números F para ver cómo varían los resultados.

Muchos fotógrafos profesionales prefieren controlar todos los ajustes de la cámara (apertura, velocidad de obturación, etc.) para que la imagen resultante sea exactamente igual a la que tienen en mente. Con el sistema Samsung Smart Camera NX esto es posible, ya que ofrece una opción de control totalmente manual. Pero si aún no te ves preparado o prefieres un proceso más simple, el sistema NX cuenta con el modo de prioridad de apertura, que ofrece un control total sobre el número F, pero ajusta de forma automática la velocidad de obturación y otras opciones, lo que te permitirá experimentar con la apertura sin que debas preocuparte de otras variables.

Con el botón Custom del sistema NX puedes hacerte una idea de cómo quedará la fotografía con los ajustes de profundidad de campo incluso antes de disparar. La cámara ajusta la apertura con los parámetros predefinidos y muestra los resultados.

El botón Custom es la herramienta perfecta para experimentar con todo lo que has aprendido sobre la apertura. Pero además, con el sistema Samsung Smart Camera NX disfrutarás de muchas otras funciones y características para convertirte en un fotógrafo experto.