Organizar los alimentos en tu frigorífico

2012-06-20

Hasta hace poco, una de las recomendaciones más extendidas para conservar eficazmente los alimentos en nuestro frigorífico era la de distribuirlos según los grados que hay en cada zona, más altos en la parte superior y viceversa. Pero en los modelos Serie G de Samsung la temperatura es igual en todo su interior, por lo que puedes ordenar su contenido por colores, tamaños, calorías, o por el criterio que más te apetezca. Lee el artículo y entérate de cómo sacar el mejor rendimiento a tu frigorífico.

Cuando se trata de frigoríficos convencionales, el manual de “buenos hábitos en refrigeración de alimentos” nos propone un orden muy concreto para distribuir en su interior los productos: leches, huevos, comida preparada, etc, en las baldas superiores, donde la temperatura es algo superior; y en las baldas inferiores las bebidas o los productos más perecederos, como la carne y el pescado, ya que estando tan cerca del congelador, la temperatura de esta zona ronda casi 0º.

Sin embargo, esto ya no es necesario con los nuevos frigoríficos Serie G de Samsung y su revolucionaria tecnología Multi Flow System. Con este sistema el aire frío se distribuye de forma homogénea por todo el frigorífico, gracias a los múltiples inyectores repartidos en cada una de sus baldas. Esta dosificación uniforme del frío por todo su interior no solo evita la formación de escarcha y posibilita un enfriado más eficiente, sino que permite no estar pendientes de a qué altura del frigorífico colocamos cada alimento para que se conserve mejor.

Consejos básicos de cómo usar tu frigorífico

Si se tienen en cuenta algunas normas básicas, nuestro refrigerador tendrá un rendimiento más eficiente, un consumo más bajo, y nuestros alimentos estarán siempre listos para su consumo:

- No lo sobrecargues: en algunos frigoríficos te encuentras al abrirlos un verdadero horror vacui, con botes apiñados y torres de tuppers. Cuando esto sucede, el aire frío encuentra obstáculos para repartirse por el frigorífico y su rendimiento puede perder eficiencia. Es importante dejar espacio entre los alimentos y evitar que estén pegados a la pared de la nevera.

Si lo que te falta es sitio, los nuevos frigoríficos Serie G de Samsung cuentan con un espacio interior de hasta 60 litros más de capacidad que los modelos convencionales. Gracias a la tecnología Spacemax, las medidas exteriores siguen siendo estándar, pero sus paredes son más finas, por lo que ofrecen más espacio interior sin tener que dedicarle un hueco más grande en tu cocina. Su puerta tiene las baldas ajustables, por lo que además, puedes hacer verdaderos Tetris con ellas para que tus botellas o recipientes tengan sitio en ella cualesquiera sean sus alturas.

- Vigila la temperatura del frigorífico: a nuestro frigorífico también le afecta la temperatura ambiente. En verano, y después en invierno, debemos regular el termostato para ajustar el frío a lo que sucede fuera. Lo que debes tener presente es que la temperatura ha de permanecer siempre entre los 0 y los 5 grados. Los motores Digital Inverter de la Serie G de Samsung son muy eficaces frente a estas variaciones, ya que son capaces de ir ajustando la potencia con la que enfrían según la humedad y la temperatura del frigorífico, y de ese modo, ahorrar energía y consumo. Además, como cuentan con un display exterior para regular las funciones del frigorífico, no necesitas abrirlo para cambiar la temperatura, por lo que evitas que su interior se caliente y el aparato consuma energía de forma innecesaria.

- No introduzcas comida caliente en la nevera ni dejes la puerta abierta: los alimentos calientes pueden subir la temperatura del frigorífico y llegar a afectar a otros productos perecederos que tengas dentro. Además, cuando dejamos la puerta abierta mucho tiempo, perdemos frío y variamos las condiciones de humedad del interior de la nevera, con lo que podemos provocar que se forme hielo en sus paredes si se trata de un modelo sin el sistema No Frost. Todos los frigoríficos de Samsung llevan incorporado el sistema No Frost Total, por lo que no acumulan ni nielo ni escarcha y no tenemos que preocuparnos por descongelarlos periódicamente.

Otro orden de distribución de los alimentos

Como ya sabemos, en la mayoría de frigoríficos el lugar en el que colocas los alimentos determina que se conserven mejor o peor. Pero en los modelos Serie G de Samsung, el criterio para ordenarlos lo pones tú: por colores, sabores, fecha de caducidad, por propietario, por momento de consumo…, lo que se te resulte más cómodo u original. Con la tecnología Multi Flow System la temperatura es la misma en todo el frigorífico.

Pero si necesitas conservar alimentos a una temperatura distinta, los modelos de la Serie G de Samsung cuentan con un cajón en el que puedes ser tú quien elija los grados de forma independiente del resto del frigorífico. Se trata del CoolSelect Zone o Zona 0º Real, una parte del refrigerador que se mantiene a la temperatura que nosotros deseemos; así, si queremos enfriar rápidamente bebidas, en ese espacio, lo haremos hasta 6 veces más rápido que en cualquier nevera convencional. El cajón, además, incluye un temporizador que nos avisa para que los alimentos de esa zona no lleguen a congelarse.



Sácale partido a tu producto, hazte fan y consulta a la comunidad Samsung.

Hazte fan de Samsung en Facebook