Ir al contenido
Content

Uno de cada tres empleados españoles no respeta las normas de uso de Facebook en el trabajo

Un estudio realizado por Samsung muestra como un elevado número de empleados no cumplen la restricción de acceso a las redes sociales o servicios de video en streaming

COMPARTIR

google plus linkedin pinterest

Elija su SNS para extraer información de esta página.

Cerrar ventana
Madrid – 26 de agosto de 2014 –Presentamos la segunda parte del estudio People-Inspired Security, que buscaconocer los hábitos de los trabajadores en sus empresas. Entre las conclusiones más importantes, destaca que un elevado número de empleados ignoran las restricciones impuestas en sus lugares de trabajo sobre el acceso a determinadas páginas como redes sociales, servicios de mensajería y aplicaciones de almacenamiento en la Nube. El estudio ha sido realizado sobre más de 4,500 trabajadores de oficinas en toda Europa.

Dos de cada cinco empleados europeos (40 por ciento) tienen restringido o prohibido el acceso a Facebook en su puesto de trabajo. Sin embargo, uno de cada tres empleados españoles (33 por ciento) que conocen esta restricción en su compañía, afirman desafiar las políticas y acceder a él regularmente. La misma proporción de trabajadores admiten el uso de aplicaciones de almacenamiento de la nube (32 por ciento), aplicaciones de mensajería y telefonía (38 por ciento), servicios de streaming de videos (32 por ciento) y Twitter (30 por ciento) en el trabajo. Estos empleados también manifestaron no conocer las prohibiciones impuestas en su lugar de trabajo, o usaron su propia tecnología para esquivarlas o saltárselas.
Aumento de la desconfianza en cuanto a la utilización de la tecnología
Las restricciones sobre el uso de internet y de otras herramientas tecnologías por parte de las empresas hacia sus empleados, generan desconfianza un clima de desconfianza. Más de la mitad (51 por ciento) de trabajadores que participaron en el estudio de Samsung, afirman que sus superiores les dan total libertad para usar tecnología en su puesto de trabajo, conscientes de que hacen buen uso de ella. En contrapartida, casi una quinta parte (15 por ciento) de los trabajadores afirman que sus superiores asumen que tienen poco o muy poco conocimiento tecnológico e imponen restricciones extremas en tecnología para evitar un mal uso.

En relación a estos datos, el doctor Dimitrios Tsivrikis, psicólogo especializado en consumo y negocios de la University College London, afirma: “Desde un punto de vista de seguridad, es perfectamente natural que los jefes quieran controlar el uso de tecnología por parte de sus empleados. En caso de que decidan restringir el uso de las herramientas tecnológicas dentro de sus empresas, se arriesgan a una posible reducción de la productividad y del compromiso por parte de sus empleados. Confianza y una comunicación clara entre empleados y superiores resultan más efectivos para lograr un comportamiento constructivo, ya sea en el trabajo o en el tiempo libre.”

“Como demuestra el estudio realizado por Samsung-añade Dimitrios Tsiyrikis-, prohibir tecnologías y sitios web en el trabajo produce, en ocasiones, el efecto contrario al deseado. La confianza verdadera debe ser mutua. Las empresas prefieren ver cómo sus empleados compaginan el tiempo que dedican al trabajo con el tiempo libre, de una manera positiva.”
La necesidad de aclarar cuáles son los límites
El estudio People-Inspired Security realizado por Samsung, también muestra que:

En España, los Millenials, o la generación de personas de edades comprendidas entre los 18 y los 34 años nacida bajo el paraguas de la prosperidad económica, desafían de forma más frecuente las restricciones de acceso a sitios web y aplicaciones, representando casi el doble del cómputo del resto de edades. El estudio también muestra como casi la mitad de las personas admite su desconocimiento sobre las prohibiciones impuestas en el lugar de trabajo relacionadas con el uso de Facebook o servicios de streaming de videos como YouTube (ambas un 49 por ciento)
Los trabajadores en el Reino Unido fueron los que utilizaron Facebook con más frecuencia, desafiando las políticas de sus empresas. De aquellos trabajadores británicos que tienen acceso restringido a Facebook, casi tres de cada cinco (41 por ciento) admiten haber accedido a esta red social mientras trabajan. A los británicos les siguen los alemanes (34 por ciento), españoles (33 por ciento), italianos (32 por ciento) y belgas y holandeses (31 por ciento). El país con los trabajadores más obedientes respecto a las políticas de uso de la Red es Francia, donde solo uno de cada cinco empleados (20 por ciento) acceden a Internet en contra de las directrices de sus superiores.
Los hoteles son los negocios donde se restringe el uso de Facebook con más frecuencia (57 por ciento), aunque ocupan el segundo lugar entre los trabajadores más desobedientes, con un 38 por ciento de empleados que afirman usar esta red social aún estando restringida o prohibida. Los trabajadores de empresas inmobiliarias fueron los que con más frecuencia ignoran las políticas corporativas sobre redes sociales, con un 46 por ciento de sus empleados desafiando las prohibiciones sobre Facebook en el lugar de trabajo.
El estudio completo People-Inspired Security y otros contenidos están disponibles en www.samsungatwork.com. Para obtener más información, por favor siga @SamsungAtWork y #WorkLifeBlend en Twitter.

información especializada relacionada

Casos prácticos
Caso de éxito: Dibal

Casos prácticos
Caso de éxito: Hotel Crowne Plaza Barcelona FIRA Center

Casos prácticos
Caso de éxito: Turismo de Sevilla

Casos prácticos
Caso de éxito: Oxygene