Samsung considerada la compañía más íntegra según el estudio RepTrak España 2016

2016-05-24

Madrid, 24 de mayo de 2016 – Figuramos entre las diez empresas con mejor reputación en España, según recoge el prestigioso estudio “RepTrak España 2016” elaborado como cada año por la consultora Reputation Institute. Respecto a la edición de 2015, hemos subido cuatro posiciones en la clasificación, pasando del séptimo al cuarto puesto en este ranking de excelencia reputacional para las compañías que operan en nuestro país. Samsung aparece además entre las primeras compañías del ranking encabezado por BMW.

En la elaboración del estudio sobre reputación empresarial, se han entrevistado a más de 8.000 consumidores y en el que Reputation Institute tiene en cuenta siete parámetros relacionadas con la capacidad de las compañías para generar confianza, tanto en sus accionistas como entre los consumidores: innovación, oferta de productos y servicios, liderazgo, integridad, ciudadanía, entorno de trabajo y solidez financiera. Estas siete dimensiones de la reputación suscitan en los consumidores una serie de comportamientos favorables hacia una empresa a la hora de adquirir sus productos, recomendarla a terceros, concederla el beneficio de la duda en una situación de crisis, solicitar empleo e incluso invertir en ella.

           

Samsung, número uno en integridad

Según la consultora, el ranking de 2016 consolida la recuperación del nivel de reputación entre las empresas que operan en España, tras las profundas caídas sufridas en los peores años de la crisis. A pesar de la fuerte competencia que había este año por mantener el nivel de reputación entre las 290 empresas analizadas, Samsung ha conseguido subir cuatro puestos respecto al ranking de 2015, consolidándose en el top ten de las empresas más valoradas con una puntuación de 79,5 (nivel “Fuerte”).

Ocupamos además el primer puesto en la categoría de empresas mejor valoradas por su integridad. Esta dimensión reconoce que la empresa es gestionada con responsabilidad, que se comporta de forma ética y muestra su operativa con transparencia.

Por sectores, la industria tecnológica es la mejor valorada, por delante de otros como alimentación y retail. Los bancos, las empresas de telecomunicaciones y las suministradoras de servicios reciben las puntuaciones más bajas.