Blu-ray 101

Dec 21, 2011

Cada ciertos años surge una nueva tecnología que cambia sustancialmente la forma de entender el entretenimiento en el hogar. Los DVD supusieron un gran avance en cuanto a calidad de imagen y sonido con respecto a las cintas de vídeo VHS, además de ofrecer la posibilidad de ir saltando de escena o disfrutar de material suplementario como la entrevista al director, y todo ello en un formato muy resistente y fácilmente almacenable. Ahora, con la buena acogida de los televisores de alta definición, los reproductores y discos Blu-ray aportan otra nueva dosis de innovación al entretenimiento en el hogar.

Qué es el Blu-ray

El Blu-ray es un formato de disco óptico que se emplea para almacenar vídeo y juegos en alta definición. Estos discos encarnan la última generación de los DVD, ofrecen una calidad de imagen Full HD y son tan fáciles de usar como los DVD convencionales. Y lo que quizá es más importante es que los menús son similares en ambos formatos y con los reproductores Blu-ray puedes reproducir toda tu biblioteca actual de discos, tanto CD ROM como DVD.

Mayor calidad de imagen

Los discos Blu-ray proporcionan la máxima calidad de imagen posible para un televisor HD, incluso mejor que la televisión por cable o por satélite. Tienen una resolución hasta siete veces mayor que la de un DVD y mejoran notablemente el contraste: los detalles como la piel y el cabello, el tejido de la ropa e incluso los rostros de las personas que aparecen en el fondo de una escena aparecen mucho más nítidos y naturales. Además, los discos Blu-ray son capaces de reproducir el color de una forma mucho más realista, hasta el punto de que las imágenes parecen casi tridimensionales (incluso sin tecnología 3D).

Mejor sonido

La tecnología Blu-ray ha elevado a una nueva dimensión el sonido envolvente que trajeron consigo los DVD. Su gran capacidad de almacenamiento permite mejorar la profundidad del sonido y la compatibilidad con altavoces adicionales. Algunos de los formatos de sonido compatibles con Blu-ray, como el Dolby TrueHD y el DTS-HD Master Audio, son idénticos al empleado en el cine. La única limitación de la calidad del sonido viene dada por el propio televisor o el sistema de cine en casa. Ahora que existen sistemas de cine en casa para todos los gustos y bolsillos, es un buen momento para modernizar el televisor y disfrutar de las películas como si estuvieras frente a la gran pantalla.

Cómo funciona

Aunque tienen el mismo tamaño y forma que los DVD, los discos Blu-ray son tecnológicamente más avanzados:

  • • Nueva tecnología láser que aumenta la capacidad: los discos Blue-ray utilizan láseres azules, más estrechos que los rojos empleados en los DVD, con lo que se consigue una capacidad de almacenamiento cinco veces mayor aun tratándose de discos del mismo tamaño.
  • • Materiales diferentes: los discos Blu-ray están hechos de un plástico más duro y mucho más resistente a las rayadas, lo que aumenta su fiabilidad.
  • • Compresión de vídeo más avanzada: la información almacenada en los discos Blu-ray utiliza lo último en compresión de vídeo, lo que significa que cabe más información en el mismo espacio, sin que la imagen se vea afectada.

Funciones especiales

Aunque los DVD normalmente ya incluyen material suplementario (con las típicas entrevistas o reportajes "Así se hizo", etc.), determinados reproductores Blu-ray ofrecen fórmulas innovadoras para sumergirnos en los programas y películas de una forma totalmente nueva como, por ejemplo, pistas de audio adicionales o vídeo superpuesto con contenido adicional relativo a lo que aparece en pantalla.

Aplicaciones: más allá de los límites del disco

Los reproductores Blu-ray más modernos traspasan los límites del disco y se conectan a Internet para ejecutar aplicaciones de transmisión de vídeo a la carta.

Otro tipo de aplicaciones que también se utilizan son las emisoras de radio por Internet, o las aplicaciones de noticias y previsión meteorológica de fuentes. Esta capacidad de los reproductores Blue-ray de ejecutar aplicaciones varía en función de cada marca y modelo, pero es una tendencia que rápidamente se está convirtiendo en estándar y que resulta comodísima para disfrutar de todo tipo de contenidos.

Qué se necesita

En general, se constata una mayor calidad de imagen si el disco Blu-ray se reproduce en un televisor HD. Lo único de lo que hay que asegurarse antes de comprar uno de estos reproductores es comprobar que, si el televisor HD no es de última generación, el reproductor y el televisor tengan conectores compatibles.

Televisor con HDMI o entrada por componentes

Blu-ray y los televisores HD están literalmente diseñados para funcionar conjuntamente. La forma mejor y más fácil de conectar un reproductor Blu-ray a un televisor es mediante una conexión HDMI, que proporciona una señal de máxima calidad a través de un cable individual de extremo plano. Todos los reproductores Blu-ray tienen salidas HDMI y todos los nuevos televisores HD tienen entradas HDMI.

Si tu televisor no dispone de entrada HDMI, existe la opción tradicional de usar la entrada por componentes que también proporciona una excelente calidad HD del reproductor. Las conexiones de vídeo por componentes utilizan tres cables redondos con extremos rojo, azul y verde, uno junto a otro. Los televisores HD sin HDMI tienen como mínimo una entrada por componentes. Si necesitas usar una conexión por componentes porque tu televisor no dispone de conector HDMI, asegúrate de que el reproductor Blu ray tenga salida por componentes (algunos de los nuevos reproductores no la tienen).

Conexión a Internet de banda ancha (ADSL o fibra óptica)

Como hemos visto, los reproductores Blu-ray más modernos están diseñados para aprovechar todo el potencial de Internet, con funciones específicas en determinados discos, la posibilidad de ver transmisiones de vídeo y muchas otras aplicaciones. Además de estas funciones, a veces los discos Blu-ray que utilizan funciones o software nuevos necesitan conectarse a Internet para actualizar sus programas. Si el módem de ADSL o del cable de fibra óptica no está cerca del televisor y no es posible conectarlo físicamente, elige un reproductor Blu-ray que pueda usar Wi-Fi para facilitar la conexión a Internet.

La última generación ya está aquí

Blu-ray, el sucesor en alta definición de los DVD, es capaz de sacar el máximo partido a los televisores HD y a Internet para ofrecer una mayor calidad de audio y vídeo, mejores contenidos y más funciones. Y todo ello, con total comodidad.

Si tienes previsto comprar un televisor de alta definición o ya tienes uno, vale la pena que uses un reproductor Blu-ray para disfrutar de la mejor calidad de imagen y sonido, las funciones especiales y la comodidad de los vídeos transmitidos por Internet.