Crea un foto-ensayo inolvidable

May 10, 2013

¿Quieres crear recuerdos que dejan huella, y no unas pocas fotos dispersas? Un foto-ensayo puede convertir tus imágenes en una historia inolvidable. Aprende a crear atractivos foto-ensayos y comprueba cómo puede ayudarte una Smart Camera como la WB800F de Samsung.

Un buen foto-ensayo puede preservar, y potenciar, temas tan diversos como el primer año de vida de tu sobrina, tu viaje a la costa o la flora de tu región. Tanto si quieres guardar valiosos recuerdos de un día especial como mostrar tu talento artístico, un foto-ensayo podría convertir tus imágenes en una historia con gancho. Disponer de un equipo adecuado y buenos consejos será de gran ayuda.

Busca un tema interesante

Tómate el tiempo necesario para identificar el tema común de tus fotos. Si el tema no te salta a la mente de inmediato, ni reaviva tu afecto por los tuyos, lo más probable es que el ensayo no llegue a ser nada de otro mundo. Mantén tus opciones abiertas elige una cámara tan versátil como la Smart Camera WB800F, que te permita capturar todo tipo de imágenes: de interior y exterior, de cerca y de lejos, improvisadas o posadas.

Planifica, pero sin pasarte

Es útil comenzar con una idea del alcance del foto-ensayo o de los elementos del evento en que te vas a centrar, pero no permitas que ajustarte al plan te impida explorar opciones inesperadas. Cumplir de forma estricta con un esquema predefinido puede hacer que el ensayo parezca más la exhibición de pruebas de un juicio que una cautivadora obra de arte. Deja que las imágenes marquen la dirección que tome tu ensayo.

Usa el texto estratégicamente

La palabra puede ser un complemento útil a las imágenes, pero no confíes exclusivamente en ella para transmitir el impacto emocional de tu historia, a menos que quieras que las fotos sirvan de mera ilustración. Un exceso de texto puede distanciar al espectador de las imágenes, al insistir en una interpretación particular en lugar de fomentar una mirada más intensa. En especial, si no eres un gran escritor, mantén a raya el uso de subtítulos. Las imágenes deben ser la estrella del espectáculo.

Lo que cuenta (casi siempre) son los detalles

Una ventaja del foto-ensayo frente al vídeo es que el ensayo “congela” momentos para que tu gente (o todo Internet) puedan recrearse en ellos. Cuanto más se centren tus fotos en una amplia visualización, más atraerán a tu público. El sensor 16 M BSI CMOS de la Smart Camera WB800F te ayuda a capturar detalles mínimos, incluso a la luz de la luna. Y su impresionante zoom de 21x te da mayor libertad para concentrarse en los matices emocionales como la sonrisa de tu hijo.

Aporta contexto

Asegurarte de que tus imágenes se entienden unas en relación con otras es un reto clave de los foto-ensayos. Nada establece mejor el contexto que una imagen bien elegida. En un ensayo sobre un evento particular, puedes comenzar -por ejemplo- con una panorámica del escenario. La lente de gran angular de 23 mm de la Smart Camera WB800F es ideal para ese tipo de instantáneas. Luego puedes centrarte en los momentos más íntimos.

Sé rápido

El impacto de tu foto-ensayo depende de tu habilidad para capturar los momentos clave a medida que se suceden. No podrás captarlos si estás jugueteando con la cámara para asegurarte de que todos los ajustes son adecuados. Elige una Smart Camera como la WB800F que no te hará perder tiempo. Su interfaz de usuario Touch Hybrid y su pantalla HVGA de 3,0” te ofrecen un control inmediato sobre todos los ajustes.

Comparte tu trabajo

Tu ensayo no valdrá mucho si nadie lo ve o si se presenta de una manera que no refleje el gran el cuidado que pusiste en su elaboración. La Smart Camera WB800F hace que transferir y compartir tus fotos sea fácil gracias a las funciones integradas de conexión wi-fi y Direct Link. Y con AutoShare, nunca tendrás que preocuparte por extraviar la imagen perfecta, ya que envía tus fotos inmediatamente a tu smartphone.

Hasta los artistas más experimentados necesitan tiempo para dominar un medio desconocido. Una vez que hayas compartido tu foto-ensayo, pídeles a un par de amigos una crítica constructiva. Tal vez tu primer intento no sea una obra maestra, pero con la cámara adecuada, un enfoque bien meditado y un poco de perseverancia, te encontrarás haciendo foto-ensayos alucinantes en cuestión de nada.