Cómo trabajar desde casa y ser productivo

Dec 21, 2011

Cada vez más empresas se están dando cuenta de que mediante el teletrabajo se puede aumentar la productividad, ahorrar dinero en espacio de oficina y aparcamiento, reducir el absentismo y levantar el ánimo de los trabajadores. Si tienes intención de convertirte en un teletrabajador (a tiempo parcial o completo), debes aprender cuatro trucos que te ayudarán a adaptarte al trabajo en casa.

Publicado: 16 de septiembre de 2010

Libérate del cubículo

Una de las principales ventajas de trabajar desde casa es ahorrar tiempo y reducir el estrés. Aunque solo te quedes en casa unos días a la semana, todo eso que te ahorrarás en desplazamientos, atascos y viajes en transporte público en hora punta. Ahora, para ir a la oficina solo tendrás que saltar de la cama y cambiar de habitación.

Aléjate del frigorífico, el televisor y los niños

Para trabajar en casa se necesita disciplina, y es fundamental no distraerse. Acondiciona un espacio para trabajar que sea cómodo, tranquilo y ordenado, y resérvalo solo para ese fin. Organízate el tiempo y tómate un descanso cuando lo necesites. Si hay niños en casa, busca un espacio que te permita aislarte cerrando la puerta mientras estés trabajando. Puede ser una buena idea dejarte la comida preparada cada mañana en una fiambrera como si tuvieras que ir a la oficina. De este modo evitarás pasarte el día picando sin darte cuenta (y no tendrás que parar a medio día para hacerte la comida). Finalmente, decide si prefieres trabajar con o sin música.

Consigue todo lo que necesites para trabajar en buenas condiciones

Para desempeñar tu trabajo en casa de forma productiva deberás disponer de todas las herramientas necesarias. Invierte en las herramientas adecuadas y conseguirás mejores resultados en menos tiempo.

Por ejemplo, con un ordenador portátil tendrás la libertad de trabajar en cualquier sitio, y con una conexión Wi-Fi podrás acceder a Internet desde cualquier punto de la casa. Un procesador potente te permitirá trabajar con varios programas a la vez, y un teclado espacioso y cómodo es fundamental para no acabar agotado después de pasarte el día tecleando. Necesitarás, además, una buena lámpara de despacho y una silla ergonómica.

Si utilizas un ordenador de sobremesa, puedes sustituir tu antigua pantalla CRT por un monitor LCD-LED extraplano, como el modelo Samsung PX2370 de pantalla ancha, que ahorra espacio, produce imágenes de alta calidad y reduce el cansancio ocular. Estos monitores también consumen un 40% menos de electricidad que las pantallas CRT tradicionales y generan menos calor, lo que significa que también ahorrarás en aire acondicionado.

Ideas para espacios pequeños

Si no dispones de mucho espacio, puedes optar por una impresora de diseño compacto que ofrezca todas las funciones esenciales, como una velocidad de impresión elevada y una mayor capacidad de papel. Si eliges una impresora inalámbrica, podrás ponerla en cualquier rincón de la casa, lo cual resulta especialmente útil si tu espacio de trabajo es pequeño o si debes compartir una red con otra persona de la casa. Las impresoras multifuncionales, con copiadora, escáner y fax, también permiten ahorrar espacio.

Para organizarte la agenda y cumplir los plazos de entrega puedes utilizar un smartphone. Con un Samsung Jack con Windows Mobile™ 6.1 podrás acceder a todos los programas de Microsoft Office Mobile, mantener la agenda al día y tener a tu disposición todos tus documentos de trabajo. Además, gracias a sus múltiples funciones de mensajería con Wi-Fi, podrás enviar SMS, MMS, mensajes instantáneos y mensajes de correo electrónico y vídeo a alta velocidad para estar siempre conectado, estés donde estés.