Impulsa tu empresa con pantallas de gran formato

2012-01-16

Para sobrevivir en el mundo de los negocios, es imprescindible adaptarse a los tiempos. A medida que emergen nuevas formas de comunicación, resulta esencial que las empresas utilicen medios de interacción más eficaces con sus clientes. Las pantallas de gran formato (LFD, por sus siglas en inglés) representan un salto cualitativo frente a métodos más tradicionales, como las vallas publicitarias y los televisores, y ofrecen una plataforma multimedia flexible, potente e ideal para las empresas.

1. Construidas para durar: ciertas pantallas de gran formato han sido diseñadas para ofrecer un alto rendimiento durante largos periodos de tiempo. Esta capacidad de rendimiento permanente es especialmente práctica para empresas con un horario laboral inusual y para entornos siempre abiertos. Por ejemplo, las pantallas de gran formato han demostrado ser muy prácticas en los aeropuertos, donde se utilizan de forma constante o durante largos periodos de tiempo.

2. Controles fáciles de usar: en las operaciones comerciales de importancia, la logística asociada a la actualización de contenidos en todas las pantallas puede ser complicada de gestionar y, a menudo, muy costosa. Las pantallas de gran formato facilitan el control desde un programa informático central. Esto permite una gestión integral económica, que abarca desde promociones de venta hasta anuncios corporativos importantes.

3. Control de los elementos: a veces, el éxito de una empresa requiere el control de los elementos. Las pantallas de gran formato externas han sido fabricadas para soportarlo todo, desde viento, lluvia y calor extremo, hasta actos vandálicos. Esto no sólo reduce los costes de reparación, sino que también garantiza la presencia comercial de la empresa y le otorga una práctica ventaja respecto de la competencia.

4. Interactividad: las pantallas de gran formato también incorporan tecnología táctil, lo que da luz a nuevas y apasionantes formas de llegar al público. Esta tecnología puede personalizarse para satisfacer varios requisitos de las empresas, desde interacción mediante pantallas táctiles estándar, muy común en los centros comerciales, hasta avanzadas máquinas expendedoras con pantalla táctil, que empiezan a despuntar en algunas salas de cine. No cabe la menor duda de que la tecnología de pantalla táctil ofrece posibilidades extraordinarias.

5. Imagen de conjunto: quizás, la característica más impresionante de las pantallas de gran formato es la capacidad de crear pantallas matriciales. Los biseles delgados y los innovadores marcos interconectados facilitan enormemente la creación de superpantallas. Las formaciones matriciales pueden ser de cualquier tamaño, al que puede ajustarse cualquier contenido mediante la aplicación de formato. Así que, si lo que buscas es impactar, este es tu producto.