Galaxy S II: una nueva era en la tecnología AMOLED

2012-01-16

¿Qué gracia tiene un smartphone si la pantalla no se ve bien a la luz del sol, o si no ves bien una fotografía porque el dispositivo está algo inclinado? El tipo de pantalla es un factor determinante. Las pantallas Super AMOLED PLUS son una forma totalmente nueva de experimentar el contenido, sin reflejos y con imágenes brillantes.

Publicado: 18 de octubre de 2011

Hágase la luz

Primero vinieron las pantallas táctiles LCD. Luego lo hicieron las pantallas SUPER AMOLED PLUS. Ahora, las pantallas Super AMOLED Plus están reinventando la pantalla táctil. Si estás cansado de entornar los ojos o encoger la mano para poder ver la pantalla, te encantará la pantalla Super AMOLED Plus: la mejor para interactuar con tu dispositivo.

Normalmente, las pantallas táctiles están formadas por dos capas: la pantalla propiamente dicha y una capa táctil, que es la que crea esos reflejos tan molestos. Las pantallas Super AMOLED Plus tienen una sola capa, lo cual no sólo elimina el espacio vacío que causa los reflejos, sino que también detecta el contacto y va integrada en la pantalla en lugar de quedar superpuesta. Es una nueva tecnología que resuelve el típico efecto de la luz solar gracias una pantalla táctil totalmente exenta de reflejos.

¡Fíjate qué foto!

Si usas tu smartphone para jugar a videojuegos, ver películas o mirar fotos, sabes lo importante que es la calidad de imagen y un buen ángulo de visión. Las pantallas Super AMOLED Plus no sólo tienen un ángulo de visión de 180 grados, sino que son realmente brillantes: un 20% más brillantes y más luminosas que una pantalla Super AMOLED Plus normal. En este tipo de pantallas, los colores son realmente vivos, ya que la reproducción del color es un 30% mejor que en las pantallas LCD. La pantalla WVGA (800 x 480) de alta resolución del Samsung Galaxy S II ofrece unas imágenes más nítidas y luminosas en una pantalla extragrande de 4.27” pulgadas.

Si te gusta enseñar contenidos a tus amigos, lo ideal es un amplio ángulo de visión de 180 grados. Puedes sostener la pantalla de tu smartphone a la altura de la vista, porque las imágenes de la pantalla no aparecerán borrosas ni distorsionadas. La pantalla muestra todo con precisión, tanto si la miras de frente como desde ambos lados, desde arriba o desde abajo. Nunca había sido tan fácil compartir videos y fotos con familiares y amigos.

Prolonga la autonomía de la batería

Es frustrante cuando la batería del teléfono se acaba enseguida. Una pantalla más brillante puede consumir más energía en algunos teléfonos con pantallas LCD, pero las pantallas Super AMOLED Plus—como la que llevan los teléfonos de la serie Samsung Galaxy S— en realidad prolongan la duración de la batería. Cada pixel es su propia fuente de luz, de manera que los pixeles negros no están iluminados y por tanto no gastan. Tienen mejor contraste, gastan menos energía y la batería dura un 20% más que en las pantallas convencionales. Así puedes pasar más tiempo viendo películas, escuchando música o haciendo videos sin tener que parar para recargarla.