Todo lo que necesitas saber sobre la tecnología PCoIP

2012-01-16

Mayor seguridad de los datos y reducción drástica de la administración con PC-over-IP. Si buscas un sistema fácil y económico para administrar grupos de ordenadores de sobremesa y estaciones de trabajo que a la vez simplifique tu carga de trabajo, pásate a las soluciones de tecnología Teradici® PCoIP, que transfieren todos los datos y aplicaciones a servidores y estaciones de trabajo host administrados de forma centralizada desde un centro de datos seguro.

Publicado: 16 de septiembre de 2010

Los datos están donde tienen que estar

En un entorno PCoIP, las tareas de procesamiento que requieren más potencia se realizan en la estación de trabajo o el servidor remoto. El protocolo PCoIP transmite todos los datos necesarios a través de una red IP estándar a un dispositivo zero client, que es el que utiliza el usuario. A pesar de su bajo coste y simplicidad, estos dispositivos ( por ejemplo, los monitores PCoIP multifuncionales integrados) ofrecen el rendimiento de una PC sin los problemas que suele acarrear la administración de una red de equipos.

Los zero clients PCoIP que se utilizan en un entorno VMware View normalmente son compatibles con pantallas de alta definición (HD) y todos los códigos y formatos de video que se pueden utilizar en un sistema de escritorio, lo que los equipara a este tipo de sistemas. El protocolo PCoIP también admite estaciones de trabajo con aceleración GPU, compatibles con gráficos 3D con tasa de imágenes completa y contenidos HD de alto rendimiento. Tanto si utilizas sistemas de sobremesa virtuales VMware View como estaciones de trabajo PCoIP de alto rendimiento, observarás que los zero clients PCoIP disponen de puertos USB para conectar un teclado, un ratón y otros periféricos.

Seguridad en la que confiar

El uso de zero clients PCoIP permite consolidar todos los recursos de TI en el centro de datos, reduce drásticamente el mantenimiento de los equipos de sobremesa, y elimina los riesgos de seguridad relacionados con la transmisión de datos en una red o con el almacenamiento de datos en unidades de disco remotas. El protocolo PCoIP está cifrado para garantizar el máximo nivel de seguridad. Además, como los zero clients no tienen CPU, sistema operativo ni controladores de dispositivos, no es necesario instalar programas antivirus o antimalware.

Para todos los públicos

Los dispositivos zero client PCoIP, como las pantallas de Samsung para cloud computing (NC190-1 y NC240), son adecuados para cualquier tipo de usuario, tanto si realiza tareas sencillas como si se dedica a la creación de potentes gráficos 3D. Por ejemplo, un arquitecto puede dar acceso remoto a sus proveedores y contratistas a grandes conjuntos de datos almacenados en el centro de datos. Las empresas dedicadas al diseño por ordenador pueden eliminar las fuentes de calor y ruido, liberar espacio en las mesas de trabajo y limitar las transferencias de grandes conjuntos de datos exclusivamente al centro de datos.

En el caso de las administraciones públicas, la seguridad de los datos, las imágenes y la compatibilidad total son factores fundamentales. Por su parte, con el uso de zero clients, las empresas financieras pueden proteger los datos de sus clientes, facilitar el cumplimiento de las normativas y garantizar la continuidad del negocio y la recuperación de los datos en caso de desastre.

Una solución de última generación

Los monitores multifuncionales y otros zero clients PCoIP son una alternativa de bajo consumo y bajo coste a las PC de escritorio tradicionales. Son rápidos y seguros, puesto que el protocolo PCoIP sólo transmite los pixeles modificados a través de una red IP estándar, y se encarga de comprimir y cifrar los datos.

Así pues, se trata de una solución ideal por varios motivos: los informáticos pueden reducir los problemas de seguridad y administración de los equipos de escritorio, los usuarios disponen de equipos potentes que ocupan menos espacio y no hacen tanto ruido como las PC convencionales, y los directivos de las empresas obtienen un ahorro de costes.

En definitiva, una solución satisfactoria a todos los niveles de la empresa.