Almacenamiento en la nube

2015-11-06
Almacenamiento en la nube

Estamos en una era donde los servicios de almacenamiento en la nube son imprescindibles para compartir ideas con facilidad.

¿Recuerdas cómo era compartir un archivo antes del año 2000? Contar con dispositivos confiables y de gran capacidad que permitieran enviar y recibir toda clase de archivos era impensable. Hoy podemos compartir con facilidad cualquier documento gracias al avance de Internet y la miniaturización de memorias físicas.

Sin embargo, los medios “tradicionales” como el correo electrónico o las unidades de almacenamiento se ven limitados por la capacidad de almacenamiento de las plataformas: los servidores de correo sólo permiten archivos menores a 25 MB y tampoco es práctico cargar un disco duro todo el tiempo.

Con esta necesidad surgió el almacenamiento en línea, también conocido como “en la nube”, que te permite guardar y compartir archivos desde prácticamente cualquier dispositivo, sin limitantes de espacio o atados a un dispositivo físico. Estos sistemas se enlazan a servidores especiales que requieren una conexión a Internet para acceder, modificar o compartir documentos y compartirlos con quien tú quieras.

Dependiendo del servicio que contrates, podrás obtener almacenamiento, sincronización de archivos o respaldos automáticos, que ayudarán a generar un flujo de trabajo colaborativo más eficaz y le permita que las labores a distancia sean más controladas y productivas.

Por su arquitectura, los servicios de la nube se dividen en:

  • Almacenamiento: son servidores creados especialmente para respaldar tu información, funcionan como un disco duro virtual y necesitan intervención del usuario. Al modificarse un archivo, este cambia en todas las cuentas ligadas a él.
  • De servicio: ofrecen contenido o aplicaciones mediante un cobro periódico. Las plataformas de streaming de video son parte de este rubro.


El almacenamiento virtual es ideal para tu negocio porque permite que tus colegas trabajen en un mismo proyecto al mismo tiempo, incentivando el trabajo colaborativo en tu empresa. Asimismo, aquellos servidores que permiten editar archivos en la nube generan un ahorro considerable de tiempo, pues cualquier documento está a sólo un clic de distancia.

Desde su desarrollo, la “nube” ha incrementado la seguridad de los datos que maneja, ofreciendo diversos candados para evitar el robo de identidad y el acceso controlado a tus documentos, con ello se reducen los costos derivados de software especial, servidores personalizados y nuevas computadoras con mayor capacidad de memoria, lo que representa un ahorro a largo plazo en las organizaciones.