Consejos prácticos para capturar y proteger tus recuerdos

2011-12-22

Pensar en coger la videocámara y asegurarnos de que esté totalmente cargada es solo el principio del proceso de captura y conservación de recuerdos importantes. Si quieres volver a ver recuerdos de tu vida fieles a la realidad, tendrás que practicar utilizando una combinación de técnicas de filmación con los últimos avances en tecnología de grabación.

Captura imágenes realistas

Nada puede sustituir un buen material visual. Características como la reproducción del color y la claridad, nos permiten revivir momentos tal y como ocurrieron y conectar con ellos de una forma mucho más profunda. Por este motivo, es esencial grabar con la última tecnología como el sensor CMOS de iluminación posterior (BSI).

Este sensor permite tomar imágenes con una cantidad de color óptima. Tecnologías anteriores, como los sensores CMOS de iluminación anterior, capturaban las imágenes con una calidad inferior, ya que los cables internos impedían que la superficie “receptora de la luz” recibiera parte del color y la luz. Este problema fue resuelto con el sensor CMOS BSI, y ahora las imágenes capturadas son realistas y fieles a tu recuerdo.

Otras de las ventajas de grabar con la ayuda del sensor CMOS BSI es una mejor calidad de las grabaciones en condiciones de poca luz. Gracias a la estructura mejorada del sensor, la cámara necesita ahora menos luz para capturar los colores y los resultados son remarcablemente mejores. Independientemente de las sombras y la mala iluminación, disfrutarás de materiales visuales mejorados con colores más ricos imposibles de capturar previamente.

Aunque las ventajas de los sensores CMOS BSI son evidentes, la capacidad de producir una grabación de calidad sigue dependiendo de ti. A continuación, encontrarás unas cuantas técnicas de grabación que te ayudarán a obtener resultados óptimos.

Técnicas de grabación

Estas técnicas básicas te ayudarán a sacar el máximo partido de cada fotograma. Por lo general, la memoria es limitada, por lo que es importante que aproveches al máximo lo que tienes.

Planifica la grabación

Antes de encender la videocámara, piensa en cuál es tu objetivo. ¿Quién verá la grabación? ¿Qué quieren ver?

Limpia el objetivo

Acostúmbrate a comprobar que el objetivo no tenga machas de agua o polvo para ahorrarte varias horas de grabación inservibles.

Zoom

Procura no utilizar el zoom de la videocámara. El movimiento de la cámara es más evidente al hacer zoom en un punto específico. Utiliza el zoom entre grabaciones para componer la imagen.

Encuadra las grabaciones

Asegúrate de encuadrar bien el objetivo. Esto implica acercarse para trabajar con proporciones correctas, y no tengas miedo de colocar el objetivo ligeramente descentrado para dar contexto.

Aguanta tus planos

Un error común es detener la grabación antes de tiempo. Procura aguantar el plano unos tres segundos más. De ese modo, tendrás un montón de tiempo para la posproducción y podrás insertar transiciones entre escenas, si lo deseas.

Sistema de almacenamiento

No sirve de nada guardar el material si no lo haces correctamente. Un buen sistema de almacenamiento, como una unidad de disco duro externa, no solo permite tener las grabaciones ordenadas y protegidas, sino que también facilita el acceso al material. A menudo nuestros recuerdos permanecen sin ser vistos porque no sabemos por dónde empezar a buscar.