Graba esos momentos inolvidables

2011-12-22

¿Tienes previsto acudir a una boda, reunión familiar o algún otro tipo de celebración? Conviértelo en un momento aún más especial con dispositivos que te ayuden a inmortalizar esos recuerdos. Por ejemplo, con una unidad de disco óptico portátil podrás crear varios CD-ROM y DVD y compartirlos con la familia y los amigos en cualquier momento.

Añade diversión a las reuniones familiares

Cuando alguien acude a algún acontecimiento especial, nunca se olvida de la cámara. Es normal, porque es una manera de mantener vivo el recuerdo durante mucho tiempo. Pero hay más elementos que pueden contribuir a que esos recuerdos sean todavía más inolvidables.

En una boda, aniversario, reunión familiar, cumpleaños, fiesta de jubilación o sencillamente unas bien merecidas vacaciones, solo necesitas un poco de creatividad para captar el espíritu de esa cita tan especial. Aquí tienes algunas ideas:

  • • Crea unas caretas con la foto de las personas que no han podido acudir al evento. Pide a otros invitados que se las pongan y se fotografíen con ellas.


  • • Para dar un toque más elegante, lleva una copia de la invitación y fotografíala junto a un centro de mesa o adorno floral.

  • • Piensa en algún objeto poco común que te recuerde a los anfitriones o a los huéspedes de honor, como la camiseta de un concierto, un viejo chándal o un animal de peluche. Entrégaselo y hazles una foto.

Saca tu lado más creativo con una unidad de disco óptico portátil

Un ordenador portátil abre un mundo de posibilidades para conservar recuerdos. Si tu portátil no va equipado con una unidad de disco óptico (ODD), lleva una externa y unos cuantos discos vírgenes. Samsung comercializa unidades de disco óptico especialmente pensadas para los viajes. Funcionan a la velocidad máxima en el puerto USB, así que no necesitan ningún cable ni adaptador.

Una unidad de disco óptico sirve para crear discos de música o fotos en cualquier lugar. Si estás grabando el acontecimiento con una videocámara, puedes crear un DVD informal con muy poco trabajo de edición. No es necesario tener ningún talento especial como fotógrafo, director de cine o pinchadiscos para inmortalizar esos recuerdos que durarán para siempre.

¿No estás seguro de lo que poner en los discos? Tal vez otros invitados quieran ayudarte aportando su talento o creatividad; cuanta más gente aparezca en ellos, más divertidos serán los discos. Las posibilidades son ilimitadas, pero he aquí algunas ideas para empezar:

  • • Un montaje de fotos y vídeos, con la música de fondo utilizada en el evento

  • • Un pase de diapositivas como si fuera de una gran empresa, con fotos del evento y gráficos que ilustren los resultados de una encuesta del tipo: ¿Quién lo hizo peor en el karaoke anoche?

  • • Un documental ficticio sobre el evento (por ejemplo, con una narración seria)

  • • Tu propio concurso de baile al estilo de los de la tele, con videoclips de algunos de los mejores bailarines (o de los más divertidos), seguido de la puntuación de los jueces

Recuerdos que duran para siempre

Naturalmente, podrías esperar a regresar a casa para empezar a realizar los montajes. Pero si lo haces mientras todo el mundo sigue disfrutando de la fiesta, formará parte del propio acontecimiento. Y además tiene la ventaja, y esto es muy práctico, que no necesitas recopilar las direcciones de correo electrónico de todos los invitados para enviarles posteriormente una copia.

En cualquier caso, si decides no hacer públicos esos recuerdos, disfruta durante el proceso y no te preocupes de si el montaje queda o no profesional. Al fin y al cabo, normalmente son las sorpresas, imperfecciones y pequeños infortunios los que más divierte a la gente y los que quedan más grabados en la memoria.