Niña a punto de soplar las velas de una torta

Lo más importante: el maletín

  • Lleva siempre encima más tarjetas de visita de las que creas que puedas necesitar. Si la reunión sale bien, es posible que te acaben presentando a cargos superiores con los que no esperabas entrevistarte.

  • Lleva una unidad de disco óptico para poder grabar discos siempre que lo necesites. De esa forma, puedes ajustar tu propuesta según la información que te proporcione el cliente y darle un presupuesto revisado incluso antes de marcharte de su oficina. También puedes entregarle una copia de la presentación para recordarle los puntos clave. Muchos de los portátiles ultraligeros actuales no van equipados con lector-grabador de DVD, así que la solución más práctica es llevar uno externo que presente un diseño elegante. Compatible con ordenadores tanto Mac como PC y disponibles en siete colores, los discos ópticos de Samsung son el complemento perfecto de cualquier portátil de empresa.

  • Lleva un paquete entero de DVD-R vírgenes; podrías necesitar más de los que imaginas. Cuando vean con qué facilidad grabas los discos, es posible que los asistentes a la reunión te pidan más copias para repartirlas entre sus compañeros.

Lleva siempre lo necesario para causar una buena impresión

  • Guarda en el neceser el típico kit de artículos de aseo personal, incluido un pequeño cepillo de dientes de viaje. No solo te ahorrará molestias en todos los controles del aeropuerto, sino que además no tendrás que desempaquetarlos cuando vuelvas a casa. Si tu producto favorito para el cabello no se comercializa en frascos pequeños, compra en la droguería un juego de envases de plástico.

  • Como tu nuevo kit de aseo cumple la normativa del transporte de líquidos, puedes llevarlo en el equipaje de mano dentro del avión. Antes de aterrizar, ves al servicio para refrescarte la cara, lavarte los dientes y ponerte unas gotas de colirio si es preciso.

  • Viajar con ropa cómoda o deportiva es más indicado para los viajes de placer, pero si lo haces conviene que lleves un juego de ropa limpia para cambiarte cuando llegues a tu destino. Aunque sea una camisa (o blusa) plegada y limpia que te pongas en los servicios del aeropuerto, aparecerás en la reunión con un aspecto fresco y pulido.

  • ¿Vas a alquilar un coche? Si tienes un GPS portátil o un teléfono con GPS integrado, introduce con antelación los lugares donde tendrán lugar las reuniones para llegar sin prisas a la hora convenida.

  • Limita el equipaje. Por ejemplo, para un viaje de dos días donde tienes previsto celebrar dos reuniones en dos ciudades distintas solo necesitas un traje. Lo ideal es llevar una sola bolsa: te ahorrará tiempo, tasas de equipaje y además contribuirás a reducir las emisiones de carbono.

Prepárate bien para la gran cita

  • Aprovecha en el avión para preparar la lista de posibles asistentes a la reunión. Quedarán impresionados cuando menciones con total naturalidad sus cargos y afiliaciones durante la conversión.

  • Si el horario de vuelo lo permite, trata de llegar 15 minutos antes. Tomarse un breve respiro tras una larga mañana de viaje puede hacer maravillas para templar los nervios.

  • Antes de entrar, adopta una actitud firme y resolutiva, respira profundamente y céntrate en los objetivos de la reunión. A por ellos.

Comprar por categorías populares