Aprende a sacarte fotos naturales con estos consejos #NoFilter

2018-01-10

Si hay una tendencia que ha vuelto con fuerza en redes sociales es el de la belleza natural. Fotografías e historias que nos enseñan a aceptarnos tal cual somos. Imágenes que potencian nuestras virtudes y defectos, porque no hay nada más humano que quererse tal cual uno es ¿Cierto? 

En Samsung, queremos que aproveches al máximo la increíble calidad de la cámara frontal de tu nuevo Galaxy A8 y A8+ y  te saques todo el partido, capturando el mejor ángulo para que tus fotos frontales sin filtro (#NoFilter) luzcan geniales. 

¡Ahí vamos! 

A veces es bueno confiar en el modo automático 

El modo automático existe por una razón, y es una muy sencilla: Si no tienes ni el tiempo, ni el conocimiento para sacar una buena foto de forma rápida, el modo automático hará lo imposible por hacer que esa imagen luzca genial. 

Y es que simplemente a veces no se tiene el tiempo para configurar la cámara y hacer las pruebas que se requieren para dejar la imagen como quieres. Por eso, si no quieres perder ese momento espontáneo, selecciona el botón de modo automático y confía. 

Aprovecha las dos cámaras frontales de tu Smartphone 

La tecnología de las dos cámaras frontales llegó para quedarse. Era algo natural que esta tecnología evolucionara de esta forma, ya que con dos cámaras frontales puedes tener una mejor definición sobre las imágenes que capturas o jugar con la profundidad desenfocando lo que está en el fondo y centrando toda la atención en la persona que está en primer plano y viceversa. 

Y es que las tendencias de retratos e historias en redes sociales, le han dado protagonismo a la cámara delantera de los equipos. En ese sentido, el Samsung Galaxy A8 y A8+ traen nada menos que una cámara frontal principal de 16 MP y una secundaria también en frente de 8 MP.  Ambas, con una apertura focal de cámara que permite una buena entrada de luz, profundidad de campo y una excelente toma de objetos nítidos. 

Utiliza una fuente de luz natural 

No hay mejor luz que la del sol.  Muchas veces las luces artificiales tienen a endurecer los rasgos faciales o a generar áreas borrosas en las facciones. 

Cuando uses la luz natural, trata de que ésta no sea directa, usa aquella que tiene un cielo nublado o algo que haga las veces de difusor, porque justamente potencia todas tus facciones naturales al ser uniforme, cálida, blanca y por sobre todas las cosas, difuminada. 

Esto la hace ideal para los retratos pues atenúa las arrugas al no producir sombras que marquen las expresiones faciales. De hecho, las mejores horas del día para tomarse fotos con luz natural, son el amanecer y el atardecer. 

Elige tu mejor perfil 

Todos tenemos un ángulo más fotogénico que el otro, y eso es indesmentible. Se basa en el hecho de que nuestros rostros no son 100% simétricos. 

Incluso algunos, dicen que la técnica del “squinch” (sí, así se llama) ayuda más aún, y esta consiste en entrecerrar un poco los ojos, pero no mucho, como si estuvieras mirando algo intensamente. Esto, hace que tu rostro se vea mucho mejor que la usual cara de “ojos muy abiertos” que tiene a dar una sensación de incomodidad. 

Pero para algunos, lograr esto no es sencillo, por lo que te recomendamos practicar frente a la cámara frontal de tu Smartphone hasta dar con el truco de forma satisfactoria.