Hablemos del diseño del Samsung Galaxy S8 y S8+

2017-04-10

Alguna vez el director de cine, arquitecto, y diseñador Charles Eames dijo “El diseño es un plan para ordenar elementos de la mejor manera posible para llevar a cabo un propósito particular”. Una frase poderosa sin duda.

Hay algo en la creación de nuestros objetos que vuelve al diseño algo imprescindible. Por función y forma siempre esperamos que aquello que nos acompaña a todas partes esté diseñado de la mejor manera. Por eso en Samsung siempre apostamos de forma integral por lograr un resultado superior. El S8 y S8+ no son la excepción.

Te invitamos a conocer a las mentes tras uno de los mejores teléfonos del mundo. 

Cómo comenzó todo:

Minhyouk Lee es parte del equipo que se encargó de diseñar el nuevo smartphone. Lee comentó como fue crear este revolucionario teléfono y el significado tras cada una de sus decisiones: “Nuestro acercamiento al diseño comienza con los usuarios. Como se sienten ellos con nuestro producto y las diversas necesidades que tienen. Así que creamos, modificamos y refinamos nuestros diseños en base a su feedback e ideas.

Es por eso que el diseño de la experiencia de usuario del S8 y S8+ empieza con una filosofía: Dar una interacción homogénea entre el espacio físico y el digital. Se busca que la experiencia entre hardware y software sea continua. Que tenga la capacidad de funcionar de manera precisa como un reloj bien afinado. 

Cuando Minhyoukz Lee diseñaba S8 y S8+ señalaba que tenía un fin en su cabeza: “Para Samsung S8 y S8+ nuestra meta era la armonía. Finalmente estas nuevas versiones de Galaxy son un dispositivo que se mueve entre forma, función y experiencia. El diseño de bisel libre y la experiencia de usuario en su interfaz se combinan orgánicamente en la inspiración y forma que proveen las cualidades del metal y el vidrio.”

Esta interacción no sólo se ve potenciada por sus nobles materiales, sino que además, tienen como principal protagonista al Infinite Display, una pantalla que aparte de lucir genial, es completamente funcional. Permite un scrolling más largo, una experiencia de visualización de contenido completamente inmersiva y una organización de los elementos en pantalla en extremo eficiente y natural, demostrando que el diseño siempre está al servicio de a experiencia. Galaxy S8 y S8+ viene una paleta de colores que refuerza la idea de la importancia en el diseño.

Los cinco colores disponibles incluyen negro medianoche, gris orquídea, azul coral, plata ártico y oro arce, forjando una personalidad impresionante que armoniza el arte y la tecnología como nunca se había visto antes. Un teléfono del que Eames estaría orgulloso.