¿Puedo reducir las emisiones contaminantes en mi oficina?

2015-09-21
¿Puedo reducir las emisiones contaminantes en mi oficina?

Las empresas también se preocupan por el cambio climático. Pequeños ajustes, como sustituir los electrónicos por otros más eficientes y de bajo consumo, pueden hacer la diferencia a mediano y largo plazo, incluso logrando un ahorro económico que no tenías contemplado.

Una de las preocupaciones a nivel global es el cambio climático y las acciones que podemos tomar para detener este fenómeno. También se menciona el consumo energético eficiente como una forma de parar el desperdicio de recursos y como resultado, frenar un poco el calentamiento global y la producción de residuos de cualquier tipo.

Para garantizar que la energía se consuma de forma eficiente en tu oficina puedes tomar algunas medidas básicas que servirán para economizar y mejorar la percepción que tengan los clientes de tu empresa.

Comienza con los aspectos básicos: imprime sólo si es necesario, apaga las luces cuando cierren la oficina, desconecta los cargadores de computadoras y aparatos eléctricos cuando no se utilicen y enciende el aire acondicionado cuando sea necesario, prefiriendo siempre las fuentes de luz y ventilación natural.

Otra de las acciones que puedes tomar es sustituir el equipo de oficina antiguo por otros que tengan un consumo eficiente. Por ejemplo, cambiar el aire acondicionado tradicional por uno Samsung con tecnología Smart Inverter te ayudará a reducir los costos de electricidad en este concepto hasta un 75%.

Si tu oficina utiliza refrigeradores en el comedor, esa puede ser la diferencia entre un gasto de energía medido o uno descontrolado. Algunos modelos Samsung reducen hasta un 52% el uso de energía, comparado con otros refrigeradores. En el caso de oficinas con más de un refrigerador, imagina cuánto se podría reducir el gasto de energía.

Los cambios no se verán reflejados en los primeros días, pero en cuanto se consoliden como hábitos, verás resultados tangibles. Por supuesto, la colaboración de tu equipo de trabajo es esencial para lograr estas metas, y cuando eso suceda, bien habrá valido la pena todo el esfuerzo y el trabajo en conjunto.