Elimina fácilmente las manchas en la ropa de tus pequeños

2017-06-01

Ser niño es un trabajo difícil. Saltar y jugar todo el día se traduce en chicos más felices, con mayor capacidad de explorar su entorno, y más libres.  Pero también, en un montón de ropa sucia. Realmente mucha ropa sucia.

Lo bueno es que hoy gracias a tecnología como la lavadora AddWash eso ya no es un problema. En Samsung elaboramos un listado de los alimentos y objetos que provocan las mayores molestias, además de una serie de consejos caseros que te serán muy útiles al momento de lavar.

- Las golosinas: Si una de sus ropas se ha manchado con dulce, prepara una mezcla de agua y alcohol. Úntala en un paño y, mediante movimientos circulares, quítale a la prenda el azúcar que se ha quedado impregnado.

 Luego ya puede ir al lavado.

- El rico chocolate: ¡No te asustes! Espera que la mancha se seque, frota con una cuchara de té y luego introdúcela en la lavadora. En caso de que la salpicadura sea reciente debes aplicar talco y dejar actuar durante 15 minutos, para luego restregar con un cepillo de dientes y lavar según indique la etiqueta de la prenda.

-  La pegajosa  bebida: Si la gaseosa es culpable de la mancha, sólo debes remojar la ropa durante unos minutos en un recipiente con agua y vinagre antes de echarla al lavado.  Puedes aprovechar el resistente recipiente de las lavadoras Samsung Activ Dualwash para hacer el prelavado de tus prendas en un solo lugar.

- La temida salsa de tomate: Porque la pasta es la perdición de los niños, no olvides estos dos trucos. Moja la ropa con una mezcla de vinagre blanco y agua caliente, o coloca unas gotitas de limón sobre la mancha y deja unos minutos al sol. La tecnología Eco Bubble de la lavadora Addwash de Samsung también ayudará a que esas manchas salgan más fácilmente, ya que genera burbujas que consigue que el detergente penetre mejor en los tejidos, independientemente de los grados a los que esté el agua.

- Una raya con lápices de colores: Aunque no lo creas, sólo necesitas una goma de borrar blanca. Luego aplica jabón líquido, enjuaga y a la lavadora.

- El difícil helado: Si tu hijo se mancha con helado fuera de casa, pide en algún local cercano una cuchara, elimina los restos, moja con un poco de agua tibia y jabón y frota la tela hasta conseguir que salga espuma. Al llegar a casa, lo lavas inmediatamente.

- Las ricas frutillas: Los restos de frutos rojos son muy difíciles de quitar, a menos que uses un antiguo truco: colocar en un recipiente un litro de agua y media cucharada de lava lozas, dejando la prenda en remojo durante 15 minutos. Luego limpiar con agua tibia y echar unas gotitas de alcohol, para después restregar con una esponja hasta que la mancha desaparezca.