¿Instalar una TV en el living? ¿A favor o en contra? Lee la opinión de los expertos en decoración

2017-09-11

Todos hemos escuchado los beneficios de sacar la televisión de la pieza pero la idea preconcebida de que este aparato tecnológico se vería mal en cualquier otro espacio, evita que probemos nuevos lugares para tener momentos de esparcimiento.

¿La razón? Existe la percepción de que los televisores son todos robustos y cuentan con demasiados cables periféricos, y que puede arruinar el diseño de un espacio comunitario como el living, en el que la gente interactúa y que nos gusta tener bien decorado.

El diseñador de espacios, Cristián Preece quiere romper con algunos mitos relacionados a este mismo tema y nos entrega las razones para olvidarnos de la idea de que una TV no es aceptable en el espacio más compartido de la casa:

Mito 1: “Los televisores son feos, tienen muchos cables”

Hoy, existen televisores en diferentes tamaños y diseños, por eso la invitación es a conocer la oferta actualizada de los mismos, para no quedarse con la idea de que son pesados, con ventiladores a la vista o poco estéticos.

Al respecto Preece señala que “los usuarios exigen productos tecnológicos que además de satisfacer una necesidad, sean atractivos visualmente. Es por esto, que se han diseñado pantallas que empalman con la decoración de cualquier lugar como es la QLED TV de Samsung, el cual tiene un diseño minimalista con un bisel muy delgado que permite integrarse a cualquier espacio de manera casi imperceptible”.

“Además su pantalla curva lo hace perfecto para espacios amplios, al igual que la incorporación de accesorios, como el atril, que permiten jugar mucho con el espacio y el entorno del televisor”, agrega el interiorista.

Y siguiendo con el ejemplo de Samsung QLED y el mito de que las TV poseen muchos cables poco estéticos, este televisor trae consigo un cable óptico transparente llamado Invisible Connection, que unifica todas las salidas en una sola conexión.

Así, el clásico cableado que suele estropear las decoraciones deja de ser un problema.

Mito 2: “El living es un lugar para compartir con mis familiares e invitados, no para ver televisión”

Uno de los argumentos que más se repiten. Sin embargo, las tendencias dicen otra cosa:

Según un estudio que fue realizado por el Consejo Nacional de Televisión en 2016, los chilenos consumen aproximadamente 2 horas y 15 minutos de contenidos audiovisuales al día.

Sin duda alguna, es que el consumo de productos audiovisual va en alza y en ese sentido las televisiones modernas ofrecen una experiencia que va mucho más allá de la tv tradicional. Hoy podemos acceder a diversas plataformas de streaming online que vuelven estos aparatos la opción ideal para ver acompañados e interactuar con ellos.

Preece, señala que las personas ya no quieren sentirse aisladas en sus dormitorios, lo que se traduce en domicilios con espacios integrados. Es justamente por esto, que muchos están reconsiderando la idea de instalar el televisor en el living.

“El diseño responde al estilo de vida que se quiere tener. Dentro de este supuesto, los dueños de casa ya no están dispuestos a fomentar el encierro de los miembros de la familia”.

Así que por lo visto, integrar el TV a tus espacios comunitarios efectivamente puede ser una muy buena idea para poder concretar mejor experiencias familiares y de paso, relucir a tu living como un espacio bonito para compartir con los otros.