Guía rápida sobre cables y adaptadores

2011-10-12

¿Te sientes abrumado por la multitud de estándares de conexión que utilizan tus dispositivos electrónicos? En esta guía te explicamos los cables, adaptadores, dongles y otros conectores que se utilizan habitualmente en el mundo de la tecnología, así como el significado de algunos acrónimos. Además, te aconsejamos cómo debes utilizarlos para sacar el máximo partido a tus dispositivos.

Cables de datos USB

USB, que significa ‘bus serie universal’, es un estándar común de conexión para PC que permite conectar diversos periféricos, como unidades de disco duro, el ratón, el teclado y reproductores multimedia. Los conectores USB pueden ser de distintos tipos atendiendo a sus diversas variaciones: tipo A, tipo B, etc. Los reconocerás fácilmente por el logotipo del USB (un círculo del que salen tres flechas) que suele aparecer en el cable. El USB más habitual es el de tipo A: un conector plateado con forma de rectángulo aplanado.

Los cables de datos USB, en ocasiones denominados cables de sincronización de datos de PC a PC, usan este enchufe de tipo A para conectar directamente dos ordenadores sin dejar que ninguno de los dos entre en modo inactivo. Con el cable de datos USB de Samsung se pueden copiar archivos de un ordenador a otro. La conexión USB hace que el primer ordenador pueda utilizar el disco óptico del segundo, lo cual es una solución muy práctica si queremos instalar software o ver una película y el primer ordenador carece de unidad de DVD.

Adaptadores

El término adaptador tiene varios significados, pero básicamente se refiere a un dispositivo que convierte un formato en otro. Cuando las terminaciones de un cable son distintas en ambos extremos, lo más fácil es que se trate de algún tipo de adaptador. Los adaptadores de Samsung ayudan a sacar el máximo provecho de los dispositivos y resuelven innumerables problemas de conexión. En general, pueden ser de varias categorías:

  • • Adaptadores de conexión. Muchos adaptadores lo que hacen es conectar dos puertos digitales que están diseñados con estándares distintos. Los reconocerás fácilmente porque cada extremo tiene un conector diferente. Un ejemplo típico sería el del adaptador de VGA a HDMI, que en un extremo tiene un conector en forma de «D» con varias clavijas y en el otro, un conector estrecho trapezoidal. No hay que confundir este tipo de adaptadores con un simple cable, que se caracteriza por tener el mismo tipo de conector en ambos extremos (aunque a veces con las variaciones macho y hembra).

  • • Adaptadores de corriente (o de alimentación). Los adaptadores de corriente transforman la corriente alterna procedente de un enchufe en la corriente continua que alimenta un ordenador o cualquier otro dispositivo. Los reconocerás porque acaban en el típico enchufe de dos clavijas que todos conocemos. Los adaptadores para coche, que reciben la corriente de la batería del vehículo, terminan en un conector algo voluminoso que se enchufa en la toma del mechero. Los adaptadores para avión, que utilizan el estándar EmPower integrado en los enchufes de los asientos de los aviones, tienen un conector redondo.

  • • Dongles. El término dongle se refiere a un tipo especial de adaptador: una unidad compacta formada por dos conectores que no están unidos por ningún cable. La carcasa del dongle alberga toda la electrónica que procesa la señal que circula de un extremo a otro. Un dongle de LAN es un buen ejemplo (véase a continuación). Cuando un dispositivo necesita un dongle, este generalmente ya va incluido en el paquete.

Adaptadores Ethernet y dongles de LAN

Los adaptadores Ethernet sirven para conectar dispositivos, normalmente ordenadores, a una red Ethernet. Uno de sus extremos suele terminar en un conector USB de tipo A. En el otro extremo lleva un conector Ethernet (también conocido como RJ45), muy parecido a un conector de teléfono pero más grande y rectangular, que se enchufa a una toma de red (imprescindible cuando no existe la posibilidad de usar el WiFi).

Aunque la mayoría de ordenadores disponen de puertos Ethernet, algunos portátiles ultraligeros no tienen el grosor suficiente para albergar uno. La solución pasa por utilizar un dongle de LAN: un adaptador compacto que se conecta a un conector más pequeño del ordenador y que en el otro extremo tiene un conector Ethernet normal. LAN significa ‘red de área local’, lo que tiene su lógica, ya que el dongle sirve para conectar el PC a la red.

Adaptadores de Micro HDMI a VGA

El estándar más moderno de televisores, monitores y proyectores es el HDMI ('interfaz multimedia de alta definición'). El enchufe de este estándar de vídeo y audio digital se parece a un conector USB, solo que es más largo y aplanado. El Micro-HDMI es la versión reducida, normalmente utilizada en los portátiles utraligeros. No obstante, muchos usuarios siguen dependiendo de equipos más antiguos que utilizan el estándar VGA ('matriz de gráficos de vídeo') analógico, que corresponde a un conector trapezoidal de 15 clavijas. Para estos equipos se necesita un adaptador de Micro HDMI a VGA (también conocido como ‘dongle VGA’). Samsung ofrece estos adaptadores para que todo lo que sucede en la pantalla de tu ordenador puedas verlo en los más modernos televisores y monitores de alta definición.