Diferencias entre distintos tipos de monitores

2013-01-09

Puede que estés pensando en comprar un monitor de alta calidad para tu ordenador y no sepas cuál elegir entre tanta tecnología diferente, siglas desconocidas y nomenclaturas crípticas. En este artículo te explicamos por qué los monitores con retroiluminación LED y tecnología PLS te ofrecen la mejor imagen del mercado.

Pasamos más tiempo delante de la pantalla del ordenador que de la del televisor, eso ya es un hecho. Por eso, cada vez es más importante tener en cuenta qué monitor elegimos para trabajar o entretenernos y qué características no podemos pasar por alto: la calidad de las imágenes, la comodidad visual o el consumo.

Si además tu trabajo te exige manejar imágenes a un nivel de detalle y de precisión para los que no te sirve cualquier monitor, con más razón necesitas uno con la mejor tecnología.

Sin embargo, la mayoría de las veces, cuando vamos a comprar un monitor no sabemos (ni tampoco nos fijamos) qué tipo de tecnología tiene su pantalla. El factor que nos empuja a decidirnos por uno u otro suele ser el precio, sin tener en cuenta el diseño, las prestaciones, la conectividad, la calidad…

En este artículo te explicamos qué tipos de paneles existen, cuáles son las fortalezas y debilidades de cada uno, y por qué la tecnología de Samsung PLS es la más avanzada del mercado.

Tipos de paneles

Los monitores de cristal líquido o LCD (Crystal Liquid Display) se caracterizan por tener una sofisticada forma de manipular la luz. Se trata de paneles de vidrio entre los que existen miles de pequeños cristales líquidos que reaccionan y se vuelven opacos cuando se les aplica luz desde atrás. Existen varios tipos de pantallas LCD cuya diferencia más importante radica, precisamente, en la disposición de esos pequeños cristales:

- Paneles TN: o Twisted Nematic, son un tipo de pantalla LCD en las que la posición de los cristales líquidos es perpendicular a los paneles de vidrio. Esta configuración hace que los cristales tengan mucho espacio para moverse entre sí y reaccionen con rapidez frente a cambios bruscos de iluminación, como sucede en películas de acción o escenas de mucho movimiento, es decir, que el tiempo de respuesta sea óptimo; sin embargo, estos espacios se convierten en microscópicas fugas de luz que deterioran visiblemente la calidad de la imagen y en las que la uniformidad de los colores se vuelve muy inestable.

- Paneles VA: VA (Vertical Aligment) es otro tipo de pantalla LCD en la que la diferencia más importante respecto a TN es que la posición de los cristales líquidos es paralela a los paneles de vidrio. Esto hace posible que los cristales estén mucho más cerca unos de otros y que apenas haya fugas de luz, por eso la calidad de las imágenes es mayor y podemos percibir menos zonas con pérdidas de color que con los paneles TN. Sin embargo, el tiempo de respuesta, es decir, el tiempo que demora un píxel en cambiar de un color a otro en escenas rápidas, es algo mayor que en TN, ya que los cristales tienen menos espacio para moverse y reaccionar a la luz, por lo que pueden verse, en algunas ocasiones, incómodas estelas en la imagen. En realidad, son muy similares a las pantallas S-IPS, aunque estas últimas han mejorado algunos aspectos, como el ángulo de visión y el tiempo de respuesta.

- Paneles IPS: o In-Plane Switching son pantallas cuya tecnología LCD es muy parecida a la de VA. Sin embargo, IPS ofrece un ángulo de visión mayor que VA, hasta 178°, y sus tiempos de respuesta también han sido mejorados. Por eso, estas pantallas son más aptas para videojuegos rápidos o películas de acción que las pantallas VA.

- Paneles S-PLS: o Plane to Line Switching es la tecnología más avanzada del mercado en pantallas LCD. La configuración de los cristales líquidos también es paralela a las placas de vidrio, pero su innovadora tecnología ha sido capaz de mejorar los resultados de las anteriores pantallas y supone un paso adelante en el mundo del LCD: en las pantallas PLS el ángulo de visión alcanza los 178°, los colores se perciben aún más fieles a la realidad y se ha mejorado el tiempo de respuesta de cada pixel ante los cambios de color.

Existen dos tipos de PLS: AD-PLS, monitores de alta calidad para los usuarios no profesionales pero exigentes; y las S-PLS, destinado a profesionales de la imagen que necesitan para su trabajo la mayor calidad y precisión en los detalles.

Por qué S-PLS es la mejor tecnología LCD del mercado

PLS es la tecnología LCD propia de Samsung y supone un paso adelante en precisión, rendimiento y calidad de imagen frente a la tecnología IPS. Sus monitores de la Serie 9 S27B970D, , y los de la Serie 8 S24A850 y S27A850D con retroiluminación LEDson la prueba.

Pero, por qué PLS:

angulo de visión de las pantallas PLS de 178º

1. PLS tiene el mayor ángulo de visión: esta característica determina el máximo ángulo desde el que un usuario puede mirar el monitor desplazado de su centro, sin que se pierda calidad de imagen. PLS llega a alcanzar un ángulo de hasta 178°. Cuando miras de lado una pantalla PLS, casi parece que estás viendo una imagen en su marco de fotos.

2. S-PLS consigue los colores más reales: la configuración de cristales líquidos de Samsung logra que las imágenes se perciban con colores y texturas más fieles a la realidad, y muy por encima de los mejores monitores de la competencia. La gama de color es de 100% sRGB y consigue 16 millones de colores. Esto significa que la precisión en los matices del color y su parecido con la realidad son espectaculares. Los profesionales de la edición, la fotografía o el diseño, o aquellos sibaritas de la imagen audiovisual, serán los principales beneficiados por las mejoras de S-PLS.

3. PLS consume menos: los paneles PLS consumen un 30% menos de energía que la tecnología IPS, lo que se traduce en una menor emisión de calor. Esto permite trabajar de una forma mucho más cómoda aunque el ordenador permanezca encendido durante un largo período de tiempo.

4. PLS es la pantalla más uniforme: en muchos monitores, cuando estamos trabajando con imágenes de tonos oscuros, percibimos imperfecciones y cómo el color se distorsiona en algunas zonas. PLS alcanza un 90% de uniformidad, más que cualquier otro monitor. Además, la corrección de gama de PLS ofrece más tonos grises intermedios entre los blancos y los negros, esto favorece que las imágenes tengan más matices.

5. PLS mejora el tiempo de respuesta: PLS ha mejorado el tiempo que demora un píxel en cambiar de un color a otro a 5ms, por lo que podrás disfrutar de imágenes en movimiento o escenas de acción sin preocuparte.



Sácale partido a tu producto, hazte fan y consulta a la comunidad Samsung.

Hazte fan de Samsung en Facebook