Qué elegir, ¿impresora de tinta o impresora láser?

2013-05-09

A la hora de comprar una impresora, la primera elección a la que nos enfrentamos es si debemos escoger una de inyección de tinta o una láser. Lee el artículo, y entérate de cómo funciona cada una y cuáles son sus beneficios.

Antes de hablar de beneficios y debilidades, tenemos que saber qué significa que una impresora sea de inyección de tinta, o láser:

- Impresora de inyección: funcionan pulverizando tinta sobre el papel. Tienen un cabezal de impresión con muchas diminutas boquillas que esparcen la tinta sobre el papel. Para ello, utilizan dos cartuchos que contienen el líquido, uno para la tinta negra, y otro para la tinta de color, formada por los colores primarios, cian, magenta y amarillo. Como media, una impresora de inyección de tinta puede imprimir unas 100 copias antes de que sea necesario recargar o cambiar alguno de sus cartuchos.

- Impresora láser: el funcionamiento de una impresora láser es parecido al de una fotocopiadora. Vamos a explicarlo de una forma sencilla: el aparato contiene un tóner con tinta, no cartuchos; esta tinta está formada por pigmentos que han sido triturados y convertidos en polvo, un poco aceitoso. El proceso de impresión consiste en que un láser graba en un cilindro fotosensible el contenido que debe copiar mediante una carga electroestática. Este cilindro pasa por el depósito del tóner, los pigmentos se le pegan, y cuando el papel llega y entra en contacto con el cilindro, el polvo le “cae” como si fuera una lluvia de tinta. Un rodillo con calor fija definitivamente la tinta al papel.

Beneficios de una impresora láser

Pero más allá de cuestiones técnicas, los expertos señalan que, a pesar de su mayor coste en el mercado, en general, las impresoras láser reportan más beneficios al usuario que las de inyección de tinta:

- Velocidad de impresión: las impresoras láser no trabajan por secciones o líneas, por lo que alcanzan una gran velocidad.

- Cobertura real: las impresoras láser imprimen al 5% de cobertura de tóner.

- Calidad: el polvo de tinta de las impresoras láser es un consumible técnicamente muy sofisticado. Los pigmentos que lo forman son triturados hasta convertirse en polvo finísimo y uniforme que da más nitidez y definición a las copias. Muchas de las impresoras de Samsung llevan un tóner polimerizado, esto quiere decir que las partículas que lo forman son aún más pequeñas que en los tóner normales, más homogéneas, redondeadas y con un diámetro menor. El tóner polimerizado consigue copias de más resolución que un tóner convencional.

- Consumo: hace años las impresoras de tinta tenían un consumo más económico, pero ahora, gracias a características de ahorro integradas en las nuevas impresoras, esta idea ya no convence. Las impresoras láser de Samsung cuentan con herramientas y opciones de impresión con una vocación de ahorro y de compromiso ecológico.

- Atascos de papel: las impresoras láser de Samsung cuentan con una tecnología antiatasco con rodillo de semirretardo, por lo que sufren menos obstrucciones, tanto en el tóner, como en la bandeja de papel.

- Potencia: la memoria RAM y el procesador de las impresoras láser ofrecen un sorprendente rendimiento.

- Coste del cartucho: el tóner de las impresoras láser es algo elevado debido al minucioso andamiaje mecánico que lo forma; pero el coste por copia, al final, resulta más económico que el de otros mecanismos porque duran más tiempo.

- Caducidad de la tinta: el consumible de las impresoras láser ni caduca ni se evapora.

- Silencio: el trabajo de una impresora láser es muy silencioso.



Sácale partido a tu producto, hazte fan y consulta a la comunidad Samsung.

Hazte fan de Samsung en Facebook