expand nav
7 anécdotas de cine que mejoran con el contraste de tu televisor

7 anécdotas de cine que mejoran con el contraste de tu televisor

By Samsung España,  13.09.2015.


Ver una película en casa es un planazo, pero disfrutar de ella como si estuvieras en una sala de cine, ya es otra cosa. Descubre los nuevos televisores SUHD de Samsung y, de paso, algunas anécdotas curiosas sobre trucos de luz y contraste en algunos rodajes míticos. Todo para amantes del cine.

Los nuevos televisores curvos SUHD de Samsung son, por su extraordinaria calidad, un serio candidato para amenizarte como nadie los planes de fin de semana.

En este artículo vamos a centrarnos en el contraste. Como normalmente vemos las películas a oscuras, el nivel de negros y blancos que nuestro televisor sea capaz de conseguir es decisivo para percibir bien la profundidad y los detalles de cada escena. Sin un buen contraste en el televisor no podríamos percibir la riqueza, impacto y sutilidad que algunos efectos de cine tienen sobre el resultado final de una película. ¿Os imagináis un Fred Astaire cantando "I'm singing in the rain…" y que no pudierais ver la lluvia que le cae encima? ¿Habría sido una película tan famosa? Si alguna vez has visto Batman "El Caballero Oscuro: la leyenda renace" tendrás grabada en tu mente la explosión del estadio de Gotham; pues sin un buen procesamiento del contraste en tu televisor la escena sería mucho menos impactante y se vería mucho más "plana".


Los nuevos SUHD Curvos como el televisor JS9000 SUHD cuentan con la tecnología UHD Dimming que consigue hasta 10 veces más contraste que un televisor UHD convencional, con negros realmente negros y blancos puros, para que esas escenas que te impactan en el cine sean igual de espectaculares en casa. Además, integran Peak Illuminator, un sofisticado procesamiento de imagen que se encarga de optimizar la luz necesaria en las diferentes zonas de cada fotograma, es decir, que pone más luz en las áreas con mayor claridad y la ahorra en las zonas oscuras. Las escenas con llamas o los planos en la oscuridad los percibirás con intensidad y precisión. El resultado es, francamente, de sala de cine.


Por eso, si eres amante de las grandes producciones, de intrépidas secuencias de acción, de escenas espectaculares y efectos especiales inauditos, con los nuevos televisores curvos SUHD de Samsung les sacarás todo el partido sin moverte del sofá.


Además, están preparados para procesar imágenes UHD con HDR. Esto se traduce en que las imágenes con gran profundidad de detalle y con enormes contrastes de claroscuro se verán nítidas y con una gran precisión. No perderás ningún detalle.


Y es que la fábrica de sueños, que es el cine, se sirve de tecnologías muy complejas y triquiñuelas para hacernos creer que lo que no es real sí lo es, y para generar escenas impactantes de las maneras más originales posibles. Precisamente, de trucos para generar contraste, como acentuar elementos con luces insospechadas o añadir movimiento y profundidad a secuencias nocturnas, es de lo que te vamos a hablar ahora. Entérate de estas 7 anécdotas sobre efectos especiales en rodajes míticos y prueba a sacarles todo el partido en un televisor SUHD de Samsung.

1. La casualidad de George Méliès

No podíamos empezar este listado sin hablar del padre de los efectos especiales, George Méliès. Cómo comenzó a usar sus trucos de cine fue una afortunada serendipia. Un día que grababa coches circulando, la manivela de la cámara se atascó un momento y después siguió rodando. El parón involuntario significó, a la hora de proyectar la grabación, que en la cinta un carro de caballos se transformaba en un coche fúnebre y los hombres de la escena en un grupo de mujeres. Había nacido el stop-trick, ese efecto, para entonces surrealista, por el que los objetos desaparecen o se sustituyen de repente.


A partir de aquí los recursos para jugar con los decorados, las luces y la percepción del espectador serán ca da vez más ingeniosos y avanzados.

La casualidad de George Méliès

2. Explosiones cósmicas

Las explosiones y llamaradas que vemos en el cine son en su mayoría reales a pesar de los recursos digitales con los que cuenta el cine actual. En el caso de "Star Wars" y la destrucción de los planetas en la primera trilogía, George Lucas también realizó detonaciones reales, pero con un par de salvedades. Los planetas eran maquetas, y la toma la hacía con la cámara situada debajo de ellas para aprovechar la gravedad y crear un efecto de explosión cósmica.

3. Agua con leche, agua con contraste

Las escenas de lluvia suelen estar creadas a base de mangueras que dejan caer el agua. Para darle más o menos densidad a las gotas se usan bocas de distintas dimensiones.


Pero en el caso de "Cantando bajo la lluvia", decidieron que el agua debía mostrarse en la pantalla con un contraste mayor de lo habitual, y para ello, lo mezclaron con leche. Así, las gotas que caían sobre Gene Kelly en la escena más mítica de la película, cuando con su paraguas cerrado y encaramado a una farola canta "I'm singing in the rain….", tenían más cuerpo en cámara y eran más visibles para el espectador. De no haberlo hecho, el agua no se habría mostrado tan impactante en los televisores de la época, ni recuperado el efecto en la versión coloreada.

Agua con leche, agua con contraste

4. Puré de patatas helado

Conseguir engañar a nuestros ojos con una blanca y pura nevada en las calles de Londres, aunque el rodaje fuera en pleno agosto de 1968, debió de ser un gran reto para los especialistas de "Oliver Twist". El equipo de producción tenía que inventar un crudo invierno con una ciudad llena de nieve densa y recién caída. Para conseguirlo eligieron poliespán rallado, sal, espuma y, sorprendentemente, una gran cantidad de patata amasada. Con esa mezcla, salió tanta nieve en el rodaje y con tal realismo, que uno casi se abriga con la manta del sofá cuando vuelve a ver la película en casa.

5. Un vaso de leche muy lucido

Hitchcock fue un mago del suspense, y el inserto fue uno de los recursos que más utilizó en sus películas para dirigir el pensamiento de los espectadores. Por eso, quien haya visto"Sospecha" no puede olvidar ese misterioso vaso de leche que Cary Grant le sirve a Joan Fontaine, y que nos deja el corazón en un puño todo el tiempo que permanece en escena.


Tanta importancia quiso darle Hitchcock al vaso que, para que contrastara con la oscuridad de la escalera por la que ascendía el actor y destacara en la mesilla de la protagonista, colocó en su interior una bombilla iluminada. Algo tan sencillo convirtió a esta secuencia en una de las más sutilmente tenebrosas del cine de terror.

Vaso de leche con bombilla iluminada

6. Refuerzo de bombillas

Sin duda, Hitchcock es uno de los directores que más anécdotas atesora en cuanto a iluminación. Los "making off" de sus películas revelan, por ejemplo, que si en una escena el actor subía o bajaba escaleras con una vela en la mano, además, el director les pedía llevar de forma disimulada una bombilla bajo ella para darle mayor luminosidad a la escena. Trucos de luz que han dejado fotogramas magistrales.

7. Mirando a los ojos

Los cineastas de la Nouvelle Vague no eran muy amigos de los efectos especiales. Francois Truffaut, director de "Los 400 golpes", lo llevó al límite, al menos en esta anécdota. El mítico travelling final de esta película es uno de los momentos que más se recuerdan de ella. El protagonista Antoine Doinel, corriendo por la playa, de repente mira a la cámara y se produce un abrupto parón en la imagen. Un error del actor que, por no poder volver a rodarlo, así se dejó en el montaje final. A pesar de ser una escena con una nitidez y un contraste no demasiado impactantes, se convirtió en un recurso novedoso alabado por la crítica y considerado como una pieza maestra del cine. Fue la primera vez que se hizo esto en el cine y después lo podremos ver en muchas películas que tomaron su ejemplo.