expand nav
Los smartphones son cada vez más grandes

Los pequeños están creciendo

By Samsung España,  03.08.2015.


Los smartphones cada vez son más grandes y más potentes. Este cambio está íntimamente relacionado con las posibilidades tecnológicas, pero también con la forma en que las personas utilizan los smartphones en su vida diaria.

Pantallas más grandes

Los estudios demuestran que la forma en que los usuarios utilizan los smartphones ha cambiado en los últimos años. Cada vez se realizan menos llamadas telefónicas y los SMS están desapareciendo, mientras que la mensajería instantánea y de video están disparando su popularidad, así como el consumo multimedia. Tendemos más y más a lo visual, y en un porcentaje cada vez mayor de nuestras comunicaciones las imágenes tienen un papel primordial. El gran auge de popularidad de Instagram, Pinterest o Snapchat da buena muestra de ello.


El aumento de la comunicación a través de imágenes (en movimiento) requiere pantallas más grandes y de mejor calidad. Un estudio llevado a cabo por Telecompaper la pasada primavera reveló que el tamaño de pantalla preferido por los usuarios ha aumentado desde las encuestas del año pasado. De lo que se deduce que los usuarios optan cada vez más por pantallas más grandes, y solo uno de cada diez, de un total de 3.500 encuestados, señaló que no tenía preferencia por unas determinadas dimensiones (Fuente: telecompaper.com).


Mientras tanto, no dejan de aparecer en el mercado smartphones con pantallas de 5 o más pulgadas, una tendencia aún más evidente en modelos de alta gama, precisamente porque soportan mejor los contenidos multimedia y cuentan con un tamaño de pantalla más adecuado.

Pantallas mas grandes

El móvil multitarea

¿Hay algo para lo que NO usemos el smartphone? En 2015 , los smartphones se han convertido en móviles polifacéticos: son miniordenadores con conexión a Internet que puedes llevar en el bolsillo o en el bolso. Videollamadas, todo tipo de entretenimiento, videojuegos para móviles, series… ahora con un smartphone puedes hacer prácticamente todo para lo que antes necesitabas un portátil o una televisión.


Las nuevas posibilidades tecnológicas y el cambio en los hábitos de uso van de la mano: en 2010, ver un video de YouTube con una conexión 3G en el autobús o en el metro no era precisamente factible; ahora, gracias al 4G, los soportes de mayor calidad y más rápidos hacen que la palabra imposible pierda sentido. Los datos arrojados por el estudio realizado por Techonomics a 18.000 encuestados en 2015 confirman esta tendencia: el streaming diario de películas y series de televisión ha aumentado un 15%. Y ya que hablamos de películas y series de televisión, ¿qué es preferible: ver un episodio rápido de Juego de Tronos cómodos y recostados frente a una pantalla más grande o conformarnos con una pequeña?

Televisión a la carta y videojuegos

Ver la televisión, esa es otra. En algunos países, ya existen aplicaciones móviles que permiten ver la televisión en directo mediante 4G. Sin embargo, en una pantalla pequeña no nos queda otra que aguantar esos grandes segmentos en negro que se comen un buen trozo de ella. El resultado es una experiencia bastante mediocre. Cada fracción de pulgada cuenta, sobre todo si hablamos de… ¡videojuegos!


Mientras que antes necesitábamos una consola o un PC con potentes tarjetas gráficas para disfrutar sin problemas de una buena sesión de videojuegos, hoy en día, los smartphones están pegando muy fuerte. No paran de aparecer juegos más grandes y pesados, incluso para varios jugadores, en forma de aplicaciones móviles, y esta tendencia se verá reforzada en el futuro. El estudio de Techonomics sostiene que el 31% de los 18.000 encuestados utilizan aplicaciones de juegos en sus smartphones de forma semanal. A la luz de esto, una pantalla más grande proporciona un valor añadido apreciable a la hora de jugar a videojuegos.

Tiempo real e instantaneidad

Vivimos el momento más que nunca, y se ha dado paso a la «hiperconectividad». Como es natural, esto tiene sus pros y sus contras; al fin y al cabo, los seres humanos son animales sociales que siempre tratarán de establecer contacto con el resto.


Además de la telefonía de voz, los smartphones ofrecen una amplia gama de posibilidades para permitir ese contacto en lo que a comunicación visual se refiere. Pensemos en las llamadas a través de una conexión de internet de un móvil (que no son del todo gratis, pero tienen un coste muy bajo) y vayamos un paso más allá: la moda de comunicar lo que estamos haciendo en vivo y en directo a través de Internet y las redes sociales, y de invitar a nuestros amigos a que vean nuestra «retransmisión». ¿No resulta mucho más agradable hacer videollamadas, y crear y ver tus propios videos, en una pantalla más grande? Si lo que buscamos es una experiencia óptima y una máxima facilidad de uso, puede parecer que la era de las pantallas pequeñas no sea ya más que algo del pasado.