Life Hacks

Cómo mejorar tu seguridad digital

Minimizá tu huella digital y maximizá tu seguridad móvil.

Todos entraríamos en pánico con las vulneraciones de datos, errores de privacidad y filtración de contraseñas. La seguridad digital es algo que, en general, no nos preocupa hasta que aparecen en las noticias (o peor, hasta que lo vivimos en experiencia propia). Podés descansar tranquilo, ya no tenés que estar evitando ingresar tu dirección de correo electrónico al iniciar sesión o tapando la cámara de tu teléfono. Acá hay algunos consejos para mantener un perfil bajo online con hábitos de navegación segura.

Ocultá tus huellas

¿Alguna vez encontraste un par de botas online que te encantaron, pero decidiste volver a verlas en otro momento (quizás en el día de cobro) y te diste cuenta de que aparecen en todos los sitios que navegas? Esta estrategia engañosa (y realmente brillante) de marketing te recuerda que tus búsquedas en Internet no son exactamente privadas. Además de borrar el historial de tu navegador regularmente, las cookies (bits de datos que los sitios web usan para realizar seguimientos) y los archivos en caché (basura), intentá usar el modo incógnito del navegador. Esta característica privada restablece tus cookies al final de cada sesión, así que al cerrar la ventana, tu información personal y las búsquedas anteriores se borrarán. Esto resulta útil en varias ocasiones, por ejemplo, si querés iniciar sesión y ver tus correos en una computadora pública o para evitar las botas que te persiguen para que las compres.

Mujer con traje utilizando su teléfono Galaxy de forma segura en la oficina. Hay monitores de computadoras de escritorio en el fondo. Mujer con traje utilizando su teléfono Galaxy de forma segura en la oficina. Hay monitores de computadoras de escritorio en el fondo.
CONSEJO
Si bien navegar en modo incógnito es más seguro, no te protegerá del malware. Asegurate de que tu software operativo esté actualizado y de que se encuentre activada la aplicación de tu antivirus.

Alejate de cualquier fuente sospechosa

¿No tenés muy buena señal en casa? Sabemos que puede ser tentador usar la red inalámbrica de la confitería que está cerca, sobre todo si no requiere una contraseña de acceso. Sin embargo, los riesgos de usar una red wifi gratuita y pública pueden ser muy grandes. Una conexión wifi que no es segura, no utiliza cifrado de seguridad y cualquier información personal que introduzcas en la web (como las credenciales de inicio de sesión, la dirección de tu casa o los datos bancarios) puede quedar expuesta. Lo mismo sucede cuando introducís datos confidenciales en aplicaciones no autorizadas. Asegurate de conectarte a redes públicas seguras siempre que sea posible y de hacer descargas desde la tienda oficial de aplicaciones de tu teléfono. Además, no olvidés instalar las actualizaciones regulares del sistema operativo y de seguridad del teléfono, ya que corrigen vulnerabilidades en el dispositivo y ayudan a proteger tus datos personales.

Silueta de una mujer usando el navegador en modo incógnito desde su teléfono Silueta de una mujer usando el navegador en modo incógnito desde su teléfono

Buscá pistas

Casi siempre el servicio de correo electrónico tendrá la capacidad de filtrar los correos sospechosos (o de suplantación de identidad) de tu bandeja de entrada, pero hay varios que traspasan los controles. Antes de hacer clic en un enlace o abrir archivos adjuntos, es importante leer todo detenidamente. Buscá cualquier intento del remitente para engañarte y que visites un sitio web o des información personal, dinero o “algo más”. Incluso si el correo electrónico del remitente parece legítimo o de una red social, marca o institución que usas regularmente, es preferible visitar directamente el sitio web o enviar un correo electrónico a una dirección confirmada para consultar al respecto. Esto también puede suceder con los usuarios de tu libreta de direcciones de confianza, ya que la cuenta de tu amigo podría haber sido hackeada. Ponete al día con las estafas de suplantación de identidad y alertas más frecuentes e informá de cualquier correo sospechoso a las autoridades.

Antes de hacer clic en un enlace o abrir archivos adjuntos, lee todo detenidamente.

Investigate a vos mismo

A veces hay que ponerse en los zapatos de los piratas informáticos. Si te buscás en Google, podés ver tu huella digital (cualquier información pública que afecte tu reputación online). No importa que tan sólida sea tu reputación en la vida real, podés encontrar algunos resultados que te muestren diferente o te expongan más de lo que quisieras. Entre ellos, tu dirección, tu sueldo neto estimado o una lista de artículos leídos (¡uf!), comunicate con el administrador del sitio para eliminar cualquier información. También podés buscar empresas online que den este servicio de limpieza para ahorrarte tiempo y relajarte.

Borrá evidencias

Con los archivos digitales hay que hacer lo mismo que con los correos postales: triturarlos. Lamentablemente, todos los archivos “eliminados” pueden recuperarse muy fácilmente, aunque las aplicaciones de seguridad móvil aseguren lo contrario. En cuanto a los correos, se puede usar la papelera o eliminarlos de forma permanente, así que hay que elegir bien.

Una persona usa el escáner ultrasónico de huellas dactilares para iniciar sesión en su teléfono inteligente mientras está cocinando Una persona usa el escáner ultrasónico de huellas dactilares para iniciar sesión en su teléfono inteligente mientras está cocinando
Un teléfono Galaxy S20 con flores púrpuras de diversos tonos en la pantalla Un teléfono Galaxy S20 con flores púrpuras de diversos tonos en la pantalla
Galaxy S20
Asegurate de iniciar o cerrar sesión con funciones de seguridad móvil como el escáner ultrasónico de huellas dactilares.

Seguridad de alto nivel
para proteger lo que te importa.

Todos tenemos secretos. Podés confiar en que los tuyos están a salvo en dispositivos como los de la serie Galaxy S20. Con el escáner ultrasónico de huellas dactilares (con el soporte de una plataforma de protección de datos adicional, como Knox) podés desbloquear información confidencial con tu huella dactilar, sin tener que recordar contraseñas.

Descubrí estas historias