¿Qué está cubierto por tu garantía?

Política de garantías

Política de garantías

Información general

 

 

Samsung Electronics Iberia, SAU

 

El Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, establece un plazo de dos años de garantía legal a partir de la entrega de los productos nuevos Samsung al consumidor por parte del vendedor.


En ocasiones, y de forma voluntaria, Samsung Electronics Iberia, SAU podrá otorgar una garantía comercial adicional a la garantía legal. El plazo de duración de dicha garantía comercial, así como de los derechos que acompañan a la misma a favor del consumidor, serán los que, en cada caso, indique Samsung Electronics Iberia, SAU ("garantía comercial")


Para ejercer tanto la garantía legal como la garantía comercial, es indispensable presentar justificación documental que acredite la fecha de entrega, y/o compra del producto, ya sea la factura, ticket de compra, albarán de entrega o tarjeta de garantía sellada y fechada. No se aceptarán aquellos documentos que hayan sido manipulados o falsificados.


El consumidor deberá informar a Samsung Electronics Iberia, SAU de la falta de conformidad en el plazo de dos meses desde que tuvo conocimiento de ella. El incumplimiento de dicho plazo no supondrá la pérdida del derecho de saneamiento que corresponda.


La garantía legal cubre la reparación o, en su caso, la sustitución del producto como consecuencia de la falta de conformidad del producto y, en tal caso, estas serán gratuitas para el consumidor, incluyendo mano de obra y materiales. En todo caso, las reparaciones en garantía deben ser efectuadas por servicio de asistencia técnica oficial de Samsung o distribuidores autorizados.


La reparación o sustitución suspenderá el cómputo del plazo de la garantía legal, no dando lugar en ningún caso a un nuevo plazo de dos años de garantía desde la entrega del producto reparado/sustituido.

 

Limitaciones

La garantía no prevé ni incluye las revisiones periódicas, de mantenimiento o la instalación del producto.

Además, en ningún caso existirá falta de conformidad y por lo tanto no será de aplicación la garantía legal, ni, en su caso, la comercial, cuando:

-La falta de conformidad corresponda a una discrepancia con las normas de seguridad o técnicas locales o nacionales de un país distinto al cual originalmente fue diseñado y producido o en su caso, destinado a la venta;

-Dicho producto o cualquiera de sus identificativos (número de serie, etc.) hayan sido, total o parcialmente, abiertos, montados, desmontados, manipulados y/o reparados por persona ajena a los servicios de asistencia técnica oficial o distribuidores autorizados de Samsung;

-La falta de conformidad sea consecuencia de una instalación incorrecta (salvo que la instalación haya sido realizada por el vendedor autorizado de Samsung o bajo su responsabilidad, o por el consumidor siguiendo las instrucciones de instalación de Samsung);

-La falta de conformidad se deba al uso de accesorios, cargadores o consumibles que no sean originales de Samsung y diseñados para el producto;

-Haya rotura de cualquiera de los sellos de la carcasa o celdas de la batería, o bien indicios evidentes de manipulación en los mismos;

-Los daños que se produjeran en el producto fueran causados por cualquier causa de fuerza mayor o caso fortuito.;

- Concurra cualquier otra circunstancia derivada de la naturaleza del producto que indique Samsung Electronics Iberia, S.A.U. en la tarjeta de garantía correspondiente.

Samsung no será responsable, bajo ningún concepto, por la pérdida de cualesquiera datos almacenados en el producto.

Ninguna de las garantías aquí recogidas cubre la sustitución de piezas debido al desgaste o rotura de mecanismos, gomas, carcasas y/o plásticos, así como los deterioros estéticos, debidos al uso normal del producto. Del mismo modo, las garantías no cubren ningún tipo de daño producido durante el transporte del producto (incluyendo, a título enunciativo y no limitativo, daños estéticos, golpes, rayas, arañazos, manchas, abolladuras, etc.). En este último caso, según sea de aplicación, póngase en contacto con el vendedor del producto o con el transportista, o revise las disposiciones recogidas en las condiciones generales de contratación de Samsung, si son aplicables.

Para más información, visite www.samsung.com/es/