Consejos y precauciones al usar tu Galaxy Z Fold2

Si notas que en la pantalla de tu Galaxy Z Fold2 aparecen arañazos, marcas, abolladuras o grietas, acude a un Centro de servicio autorizado de Samsung y comprueba que la garantía cubre los daños. Dependiendo de su naturaleza, es posible que la reparación no esté cubierta por la garantía y sea necesario un gasto adicional por el servicio de reparación. Consulta las precauciones a continuación para cuidar tu dispositivo Galaxy Z Fold 2 lo máximo posible. 

1. No presiones la pantalla o el objetivo de la cámara frontal con un objeto duro o afilado, como puede ser un bolígrafo o una uña, ni tampoco apliques en ellos una presión excesiva. Ten en cuenta que si presionas excesivamente la pantalla principal o el objetivo de la cámara puedes causar arañazos o daños en el dispositivo.

No presiones la pantalla con objetos afilados

2. Evita que objetos extraños entre en contacto con la pantalla principal. Al plegar o doblar el dispositivo, no coloques ningún objeto, como tarjetas, monedas o llaves, entre las pantallas, ya que al hacerlo podrías dañar la pantalla principal. Pliega el dispositivo antes de apoyarlo en una superficie o guardarlo. Asegúrate de no dejar el dispositivo desplegado, ya que existe la posibilidad de que otro objeto pueda rayar o perforar la pantalla.

No coloques elementos extraños entre las pantallas.

3. No permitas que entren líquidos o partículas pequeñas en el dispositivo ya que, aunque posee sistemas de protección contra agentes externos, no dispone de ninguna certificación IP para la resistencia al agua o al polvo.

4. Se recomienda que no retires la película protectora de la pantalla y no instales otras películas o pegatinas en ella, ya que hacerlo podría dañar el dispositivo. Los protectores de pantalla no aprobados pueden hacer que los sensores funcionen mal.

 

5. El dispositivo contiene imanes, por ello es recomendable que mantengas una distancia segura entre tu dispositivo y los objetos que puedan verse afectados por el magnetismo.

 

6. Cuando lleves a cabo una carga inalámbrica, en primer lugar, dobla el dispositivo antes de cargar la batería y situa el centro de la parte posterior de tu dispositivo en el centro del cargador inalámbrico. Dado que el producto tiene un imán incorporado y la ubicación de la bobina de carga inalámbrica es diferente según el dispositivo, ajusta la ubicación para que la conexión sea correcta, tal y como se muestra a continuación. De lo contrario, es posible que el dispositivo no se cargue correctamente o se sobrecaliente. Si lo colocas en una posición u orientación diferente a la de la imagen, podría deslizarse a causa de la inclinación.

Sitúa siempre el dispositivo en el centro del cargador inalámbrico.

Nota: Las capturas de pantalla y el menú del dispositivo pueden variar según el modelo del dispositivo y la versión del software.

Nos encantaría conocer tu opinión para darte un mejor soporte. Por favor, selecciona tu respuesta y haz clic en el botón "Enviar" para mandar tu respuesta.

Gracias. Nos alegramos de haberte ayudado. Tus respuestas nos permiten dar un mejor soporte.